17/09/2021
coronavirus

CABA: brote en la ORT, Delta y flexibilización de los protocolos

Es en la escuela primaria de la sede Belgrano de esa institución.

En momentos que se confirmaban 18 casos positivos más en la escuela primaria ORT de la sede Belgrano, llegando de esta manera a 61 afectados por el Covid-19, entre estudiantes y docentes, Acuña negociaba una nueva flexibilización de los protocolos vigentes, haciendo caso omiso al reciente brote, siendo que por primera vez se detectó la variante Delta, al menos en tres niñes, que se sabe es extremadamente contagiosa. Lejos de extremar los cuidados, que sería la respuesta lógica, Acuña hizo una avanzada más, dando señales claras al capital que la escuela funciona como salvaguarda de les niñes para garantizar el presentismo laboral de las familias y por ende la rentabilidad empresarial a como dé lugar.

En ese sentido, en el día de ayer el gobierno de la Ciudad dio a conocer el nuevo protocolo: ahora frente a un caso sospechoso ya no se aislaría a la burbuja entera, sino solo el caso sospechoso hasta contar con un PCR negativo, si diera positivo recién ahí se aislaría a toda la burbuja. Para esto pueden pasar 48 horas. A la luz de lo sucedido en la escuela privada ORT están claros los riesgos que conlleva no prevenir frente a casos dudosos y continuar con el dictado de clases como si nada.

En ORT todo empezó con una decena de casos, hay familias que habían alertado la gravedad in situ y ni las autoridades de la escuela ni el gobierno de la Ciudad actuaron en virtud de los protocolos (aún siendo limitados) y cuando lo hicieron fue de manera tardía. No se informó rápidamente ni a los docentes ni a las familias de la situación, no se aislaron rápidamente los contactos estrechos, no se escuchó a los docentes sobre las alertas informadas, se cerró la institución tardíamente. Con el correr de los días, los casos fueron aumentando hasta llegar a 43 que es cuando saltó a la escena pública debido al cuestionamiento de muchas familias ante la falta de medidas. Actualmente están en 61 contagios, incluyendo algunos casos en la secundaria, pero aún testeando a docentes y estudiantes, número que todo indica seguirá subiendo.

Las autoridades de ORT Argentina son punta de lanza de la defensa de la presencialidad absoluta, impulsoras de las movilizaciones a favor de la orientación aperturista, aún en los momentos de picos más altos de la proliferación del virus, que han despedido a docentes por haberse plegado a un paro que pedía la suspensión de la presencialidad de manera provisoria en la peor crisis del coronavirus en CABA, que luego de una conciliación obligatoria de 23 días, confirmaron esos despidos, mostrando su absoluta intransigencia y su objetivo desarticulador contra la organización docente de dicha institución que venía alertando sobre la flexibilización de los protocolos y la progresiva eliminación de las distancias. Hoy, esta política está provocando  una profunda crisis al interior de ORT y al mismo tiempo pone en cuestión los nuevos protocolos de Acuña que intentan imponer en el sistema educativo.

Hay que decir que otra cuestión que ha cambiado en los protocolos son los criterios de definición de caso sospechoso, con el claro objetivo de reducir el aislamiento de burbujas, ante la aparición de síntomas. En el nuevo protocolo se eliminó al personal docente, no docente, auxiliares y estudiantes de instituciones educativas dentro del criterio 2, que requería solo un síntoma para ser considerado sospechoso. Ahora, pasamos a ser parte del criterio 1, que requiere dos síntomas para ser considerado sospechoso, lo que redunda en una mayor exposición ante las variantes más contagiosas que ya empezaron a circular entre les más jóvenes, como sucedió en la ORT hace una semana. Para el personal considerado esencial (fuerzas de seguridad) se requiere un síntoma, por ejemplo. ¡Los docentes en los protocolos educativos no somos considerados esenciales pero cuando paramos nos descuentan enormes sumas de dinero de nuestro paupérrimo salario porque somos un servicio esencial o directamente nos despiden, como pasa en numerosas escuelas privadas! Allí, la perfidia patronal.

Nos solidarizamos con las familias y docentes de la escuela ORT primaria de la sede Belgrano y rechazamos esta nueva flexibilización de los protocolos que va en detrimento del cuidado de la comunidad educativa toda.

También te puede interesar:

Las intervenciones de Amanda Martín, Gabriel Solano y Tati Fernández, del FIT-U, entre más de 2.500 inscriptos.
Rechazamos la flexibilización laboral bajo la figura de la “innovación educativa”.
Un estudiante de primer año forma parte de la lista del Frente de Izquierda en la Ciudad.