26/06/2020

Chubut: cierran un hospital público por un brote de Covid-19

Se trata del Hospital Alvear, Comodoro Rivadavia; confirmaron dos camilleros y una enfermera positivos de Covid-19 .

"Los pacientes que concurran espontáneamente al servicio de guardia, y que requieran internación se tramitará la misma a otras instituciones de la ciudad según su cobertura social", informó la directora del Área Programática Comodoro Rivadavia, Myriam Monasterolo. Esta medida se ha tomado durante siete días, a la vez que se suspendieron las cirugías programadas. Cabe recordar que junto al Hospital Regional, el Alvear es el segundo hospital público más importante en Comodoro, la ciudad más poblada de la Patagonia, con casi 400.000 habitantes. El comunicado de las autoridades sanitarias municipales agrega: “el personal de la institución que presente síntomas compatibles con los de Covid-19 será evaluado en el Hospital Alvear y luego será trasladado a otra institución según su riesgo”.


Los dos camilleros contagiados esta semana forman parte de una cooperativa que desde 1997 terceriza servicios al hospital, como ser limpieza, mantenimiento, mucamas, camilleros, cocina, entre otros. El caso de la enfermera, confirmado el jueves por la noche, se habría producido por contacto con los camilleros. Las y los trabajadores de la cooperativa venían reclamado por condiciones de bioseguridad y falta de insumos, al igual que en el Hospital Regional, frente a la pasividad de las autoridades sanitarias y de la misma conducción de ATE que responde al burócrata Guillermo Quiroga, que respondió con una asamblea junto a las y los trabajadores de la cooperativa, recién con los contagios consumados. Otro dato escandaloso es la denuncia, no escuchada tampoco, del trabajo indiferenciado en las “zonas covid” y las “zonas no-covid” en las que se diferenció operativamente el nosocomio.


El caso del Hospital Alvear de Comodoro Rivadavia no escapa a la situación sanitaria crítica de la provincia que gobierna el albertista Mariano Arcioni. Existen contagios de trabajadores de la salud en otros hospitales, como el Andrés Ísola, de Puerto Madryn. Al igual que el resto de las y los trabajadores estatales, algunos agentes de salud recién en el día de hoy han terminado de cobrar el salario de abril, aún no han cobrado los sueldos de mayo y junio se perfila con grandes retrasos, junto al anuncio del aguinaldo en cuotas. A esto se suma la denuncia de falta de insumos por parte de los trabajadores, que han llevado adelante movilizaciones y retenciones de servicio en ciudades como Esquel, Puerto Madryn, Trelew, Rawson y Comodoro. Semanas atrás, ante los salarios atrasados, se ha repetido (ha sucedido lo mismo hace tres meses) un escenario de renuncias masivas por parte de los directores de los hospitales y de los directores de las diferentes áreas programáticas de la provincia, habiéndose concretado únicamente renuncias en Esquel y en Trelew. Con un amague incluso del propio ministro de Salud, Fabián Puratich.


La pandemia llegó a Chubut que hace años está en llamas, por eso, además del cobro del salario en tiempo y forma, para enfrentar el virus es necesaria una reorganización de los hospitales bajo control de sus trabajadores, de modo de garantizar la salud de quienes prestan tareas y del conjunto de los pacientes.




A su vez hay que avanzar medidas de fondo: la unificación del sistema sanitario con la totalidad de los recursos existentes de los tres subsistemas (público, privado y de obras sociales), centralización de todo el sistema de salud incluso los laboratorios (los test en la Patagonia son un 100% más caros que otras zonas del país), jornada de 6 horas para todos los trabajadores, terminar con la precarización laboral y que todos los trabajadores contratados pasen a los convenios colectivos de las ramas, incrementar el presupuesto, mediante el no pago de la deuda provincial fraudulenta y un impuesto progresivo a las grandes fortunas de los grupos capitalistas, como PAE, Aluar, Benetton y las pesqueras.




 

También te puede interesar:

Estuvo cumpliendo sus funciones "presenciales" desde principios de febrero. No recibió la vacuna.
Por el pase a planta, recomposición salarial y condiciones de trabajo.
Se trata de una doctora del Servicio de Emergencias del Hospital Fernández y el Jefe de Cirugía Plástica del Hospital de Quemados.
Comenzó con un paro de 48 horas el plan de lucha de las y los trabajadores de la salud. La próxima semana serán 72 horas y la siguiente 96 horas.