24/04/2020

Cipolletti (Río Negro): clínica privada dispara una crisis sanitaria

Cipolletti y otras tres ciudades rionegrinas fueron incorporadas a la lista de centros urbanos de riesgo por circulación comunitaria del virus Covid-19, lo que ha llevado a reclamos en los medios exigiendo la renuncia inmediata del intendente de la ciudad. De las cinco provincias patagónicas, Río Negro no solo presenta el mayor número de casos, sino que también el mayor ritmo de contagios en estos últimos siete días, lo que pone de manifiesto la crisis que atraviesa el frágil sistema de salud de esta provincia.


Esta situación explosiva tiene como disparador a la clínica privada Sanatorio Río Negro, donde un paciente positivo fue ingresado e internado sin las medidas de higiene correspondientes. La falta de testeos y de elementos de prevención en la clínica llevó a que el virus se propagara rápidamente al interior del establecimiento con el saldo de varios casos positivos (se habla de cerca de 14) entre pacientes y trabajadores. Luego de darse a conocer la cantidad de casos positivos y la forma de contagio, el Ministerio de Salud de Río Negro debió clausurar preventivamente esta clínica e impulsar la cuarentena obligatoria de las y los trabajadores de la institución, resolución tardía ya que muchos de ellos ya habían trasladado el virus por fuera de los límites de esta institución.


Esta clínica tiene una larga historia en cuanto a escasez de inversiones en medidas de higiene y seguridad, como también en retrasos y falta de pago al personal que allí se desempeña. La presión de la patronal y la ausencia del sindicato de la sanidad posibilitaron que el disciplinamiento, las sanciones y los despidos sean moneda corriente allí, sin embargo hoy varias enfermeras se animaron a denunciar frente a los medios la situación de insalubridad a la que son sometidas diariamente.


Esta denuncia choca de lleno con la intención manifiesta del Ministerio de Salud de Río Negro de hace tan solo siete días, en donde había propuesto trasladar hacia esta clínica privada el área de neonatología y pediatría del hospital público mientras durara la crisis del coronavirus. De haberlo concretado hoy estaríamos frente a un cuadro calamitoso en la ciudad.


Cipolletti, con una población que ronda los 100.000 habitantes, ingresó a la cuarentena con un hospital carente de los recursos materiales y humanos necesarios para afrontar el avance de este virus.


Este hospital, como otros tantos en la provincia sufren este déficit como consecuencia de la firma del pacto fiscal en 2018, reduciendo en 900 millones de pesos las partidas para salud, seguido del impacto bestial que significaron las diversas devaluaciones que tuvieran lugar ese año y el siguiente.


En este sentido debemos agregar también que en estos últimos años el gobierno provincial de Juntos Somos Río Negro, alineado con cada uno de los gobiernos nacionales, promocionó fuertemente el endeudamiento de nuestra provincia a partir del Plan Castello, el cual supuestamente posibilitaría dirigir inversiones al desarrollo de la región. Sin embargo el sistema de salud pública de la provincia es un claro ejemplo de que este nuevo endeudamiento no repercutió en mejoras sustanciales en inversiones en el área, la cual desborda por todos lados generando las condiciones necesarias para una verdadera tragedia por el avance del Covid-19.


Cipolletti y el resto de la provincia se encuentran frente a un cuadro de posible crecimiento vertiginoso de casos de Covid-19, relacionado tanto con la crisis que atraviesa el sector de salud pública como con la apertura de ciertos sectores productivos como consecuencia de la presión empresarial.


En este marco el Partido Obrero, junto a otras organizaciones sociales y políticas de la ciudad, vienen sacando comunicados de prensa y discutiendo acciones para obligar al ejecutivo de la ciudad a dar respuestas frente al avance del Covid-19. Exigimos para ello la centralización de todo el sistema de salud bajo el control de las/os trabajadores, como también que se garanticen inmediatamente las condiciones para que puedan concretar una cuarentena digna las/os cipoleños.




 

También te puede interesar:

La joven desapareció en 2006 en Río Negro, a sus 16 años, y apareció asesinada meses después. Seguimos exigiendo verdad y justicia.
Militarizan la zona andina de Río Negro para garantizar los negociados de los Lewis.
El sacrificio de la salud pública en el altar de las elecciones y las ganancias capitalistas.
Exigimos presupuesto para las víctimas de violencia de género.