10/06/2020

Crecen los casos de Covid-19 en el subte

Ahora en la línea H.

En las últimas horas se conocieron cuatro nuevos casos positivos (una compañera de tráfico y tres supervisores). El primer caso fue ocultado y luego informado, tardíamente, por Metrovías, violando los mecanismos dispuestos y evitando activar los protocolos en tiempo y forma para protección y prevención de todo el personal. Con este proceder violatorio, la patronal facilita la circulación del virus en la línea.


Esta situación se suma a lo ocurrido en la línea D hace dos semanas, con cuatro contagios confirmados, dos trabajadores de la línea E y el reciente aislamiento de trabajadores de limpieza en la línea A ante contacto con personal policial diagnosticado positivo.


La actitud de Metrovías no es aislada, como toda patronal busca mantener el funcionamiento de la empresa a costa de la salud de los trabajadores, avalado por la mirada del gobierno. Recientemente el ministro de Transporte, Meoni, afirmó que no se registran contagios en el sector del transporte al mismo tiempo que se producía el fallecimiento por Covid de un trabajador automotor. Los 100 contagios que se acumulan en todo el área (ferroviarios, subterráneo, automotor y aeronáutico) desmienten categóricamente al gobierno. Sin contar que no hay un relevamiento total del conjunto de los trabajadores, para no evidenciar la verdadera situación del virus que ya de hecho está en la comunidad. Al mismo tiempo, el gobierno de la Ciudad, atendiendo a las presiones del capital, flexibiliza aun más la cuarentena, poniendo aun más en riesgo la salud de la población.


Solo los trabajadores son los que aplican de hecho la prevención, llevando adelante la retención de tareas ante casos sospechosos o positivos, ante la falta de elementos de bioseguridad, etc. Estas medidas indispensables, van en contra de las presiones patronales de seguir prestando servicio como sea. Junto al gobierno y las burocracias sindicales, los patrones aprovechan la situación para implementar la reforma laboral con suspensiones, rebajas salariales y despidos, de acuerdo con los lineamientos del FMI. 


-Planteamos la conformación de comités obreros de seguridad e higiene electos en asambleas, con poder de veto, en cada lugar de trabajo, para garantizar las medidas de protección de la salud de los trabajadores del transporte y de los pasajeros.


-Control de los protocolos por los propios trabajadores.


-Frente a la ola de nuevos contagios, control Covid-19 (temperatura y saturación de oxígeno en sangre) para todo el personal del transporte al ingresar al servicio.


-Licenciamiento y testeo de todos los trabajadores de contacto estrecho con casos positivos.


-Relevamiento de test para todo el personal esencial para seguimiento y diagnóstico de la verdadera situación del virus.



 

También te puede interesar:

El Gobierno avanza en el Parque Sarmiento. Defendamos los espacios públicos de la especulación inmobiliaria.
Emiliano era grupo de riesgo y lo obligaron a prestar tareas.
Estamos ante un nuevo episodio de la implementación de la UniCABA
Crecen los contagios de Covid-19 y la pobreza.