16/04/2020

Escándalo: en salud el gobierno de CABA entrega precarias láminas de plástico al personal 

Luego de la irregular compra de barbijos con sobreprecio el gobierno de CABA entrega precarias láminas de plástico (para armar) en lugar de máscaras de acrílico. 

Entre el jueves 9 y el miércoles 15 de abril en los hospitales porteños se entregaron láminas de plástico que funcionarían como máscaras que forman parte del equipo de protección personal (EPP) de los trabajadores de la salud. Enfermeros, médicos y kinesiólogos, entre otros, de todos los hospitales tendrían que utilizar estas máscaras para protegerse en las salas de terapia intensiva. La indignación del personal de salud es muy grande, se han viralizado fotos y videos de estas máscaras y todo el personal de salud lo toma como una cargada e irresponsabilidad por parte del Ministerio de Salud. 


La máscara cuenta con una lámina de plástico, un regulador del mismo material y tres banditas elásticas de librería (sí, leen bien, 3 bandas elásticas). El listado de materiales con el cual el gobierno censa quién recibe el material la describe como mascarilla de acrílico, una estafa que atenta contra la salud de los trabajadores de todos los hospitales porteños. Esto suma temor entre los profesionales, siendo un factor de desprotección. 


El gobierno de la Ciudad por medio de la Subsecretaria de Atención Hospitalaria, a cargo de la Dra. Laura Cordero, autoriza el uso de esta máscara y comunica que es una donación del gremio Sutecba. Esta asociación entre sindicato y gobierno de la Ciudad ha alcanzado dimensiones muy elevadas. Estas láminas no pasan la aprobación del trabajo en la práctica clínica y demuestra que tanto los directivos como las conducciones sindicales están muy lejos del trabajo en los hospitales. 


Desde las direcciones y las jefaturas de los hospitales, por presión de los profesionales, han comenzado los reclamos pertinentes al Ministerio de Salud para que le entreguen las máscaras de acrílico correspondiente. Desde hace diez días los propios trabajadores de los servicios se vienen organizando y haciendo relevamientos de materiales, de insumos necesarios y de todo tipo de elementos que necesitan. Incluso por medio de donaciones y poniendo plata de su bolsillo están comprando los elementos correspondientes. Esto excede las responsabilidades de los trabajadores pero ante la falta de respuesta del gobierno es una variable inmediata. 


La respuesta por medio de estas cartas es un reflejo positivo de los trabajadores de los diferentes servicios, esta reacción debería ser acompañada por comités de higiene y seguridad en cada hospital y centro de salud de la CABA ya que con el correr del tiempo los déficits de materiales se agudizarán y va a ser más necesaria una intervención de los protagonistas para cuidar sus salud. 



 

También te puede interesar:

Desde el inicio de la pandemia se triplicó el precio de los fármacos para tratar el Covid-19.
Contra la presencialidad irrestricta y sin condiciones, por salario, infraestructura: a la docencia nos sobran los motivos.
Basta de zona liberada.
Los gobiernos y el capital solo ofrecen respuestas coercitivas.
No al desalojo, basta de amedrentamiento y prepotencia policial.
Al borde de la circulación comunitaria.