01/04/2020

Farmacias: un trabajo esencial salvo para el cobro del bono

Los trabajadores de farmacias según el decreto presidencial formamos parte de los servicios esenciales dentro de esta cuarentena, pero nuestras patronales están exentas de pagar el escueto bono de $5000.


Si bien en plena cuarentena ha mermado la cantidad de clientes-pacientes, las semanas previas las farmacias rebalsaron de clientes pacientes generando ganancias extraordinarias a las patronales farmacéuticas.


Por el volumen de ventas se quebró el stock de paracetamol, termómetros, todo tipo de alcohol, guantes, barbijos, toallitas desinfectantes entre otros varios productos. Las patronales optaron por vender todo lo que tenían en vez de garantizar un stock mínimo de materiales de seguridad para sus empleados.


Es el caso de la Farmacia Suiza, que obligó a sus empleados a ir a trabajar con síntomas de coronavirus y donde luego se detectó el caso positivo de su farmacéutico, hoy en terapia intensiva. No es una excepción a la regla sino una política que llevan adelante muchas de las cadenas.


En algunos casos se acortó el horario de atención al público, pero sin reducción de la jornada laboral, acumulando a sus trabajadores en la misma franja horaria siendo imposible garantizar la distancia necesaria para evitar el contagio de COVID-19.


Dadas las falencias en el sistema de salud público hace años que las farmacias actúan como centros de atención primaria de salud, lo que aumenta el riesgo de contagio y exposición de todos sus trabajadores. Sumado a esto la conducción de nuestro sindicato no ha realizado ni una medida de fuerza, ni un llamado para exigir a las patronales que nos garanticen materiales de seguridad.


Con las paritarias vencidas y con una conducción sindical abiertamente oficialista que no mueve un dedo por sus trabajadores, es vital que nos organicemos de forma independiente del gobierno y sus agentes para garantizar mejoras en nuestras condiciones de trabajo, exigir un bono extraordinario acorde a la inflación, la prohibición de despidos y el reparto de horas  sin afectar el salario.



 

También te puede interesar:

Lo anunciado no servirá para combatir la pandemia y agravará la crisis sanitaria y social. Escribe Gabriel Solano.
Matías Blaustein, integrante del Consorcio Anti Covid argentino, en el panel de vacunas.
Reclaman la reincorporación de profesionales despedidos, aumento salarial e incorporación de más personal.