09/08/2020

General Conesa, Río Negro: se disparan los contagios de Covid-19

Una radiografía de la irresponsabilidad y el ajuste del Estado.

Sin casos positivos de Covid-19 hasta hace un par de días, se acaban de confirmar 25 en las últimas 48 horas, y una cantidad extraordinaria de personas aisladas.

Luego de 150 días de cuarentena, el Estado no destinó los recursos necesarios a la preparación, acondicionamiento del lugar ni a la previsión de una situación como la que hoy atraviesa la localidad, algo inminente viendo la situación de la provincia en general. Frente a esto, la Cooperadora del Hospital ha lanzado una campaña solidaria con el objetivo de recolectar alimentos y productos esenciales.

En el transcurso de la cuarentena se habían previsto tres espacios para recibir a personas que contrajeran el virus o fueran considerados casos sospechosos. Dos residencias secundarias y un Hotel. Este último, es una antigua construcción de la localidad en la cual, según manifestaron algunas de las personas allí alojadas, no cuentan con instalaciones con las condiciones de higiene y seguridad necesarias: tienen escasa calefacción, no hay agua potable, hay inodoros y vidrios rotos, han sufrido reiterados cortes de luz, entre otras cosas. Incluso los familiares han tenido que proveer de mantas y de alimentos a las personas que se encuentran en aislamiento hasta que se confirme su situación.

La precariedad y falta de planificación que se ha observado en estos días se evidenció, también, al inicio de la cuarentena cuando los vecinos confeccionaron barbijos y trajes para el personal de salud y las escuelas realizaron máscaras para trabajadores de servicios esenciales.

Esta situación que hoy atraviesa la localidad pone en alerta a otras comunidades pequeñas que no cuentan con centros médicos de complejidad, ni con personal de salud especializado y suficiente.

A pesar de las grandes internas entre el municipio, del Frente de Todos, y el gobierno provincial, de Juntos Somos Río Negro como bien se pudo observar en las disputa por el manejo del Endecon (Ente de Desarrollo de Conesa), no han tenido ninguna distinción al momento de cargar sobre la espalda de las/os trabajadores y estudiantes la crisis financiera que atraviesa la provincia. Se han suspendido becas estudiantiles por parte del organismo y se han cancelado talleres municipales. Como también es sabido, este ajuste no ha tenido como destino la lucha contra la pandemia. Esta orientación política es la misma que lleva adelante el Gobierno Nacional, quien prioriza el pago a bonistas y fondos buitres, y profundizar el ajuste, en lugar de fortalecer el sistema de salud y la situación de las y los trabajadores.

Ante la gravedad de estos hechos, señalamos la necesidad de que los trabajadores de la salud, pacientes y vecinos se organicen en reclamo de la centralización de todo el sistema de salud; el no pago de la deuda externa y el aumento del presupuesto de salud; la formación de comités de bioseguridad e higiene en todos los hospitales públicos y privados integrados por trabajadoras/es electos en asamblea; la prohibición de los despidos; licencias sin afectar el salario; asignación de un salario de $30 mil mensual a todos los trabajadores desocupados y monotribustistas.

En esta nota

También te puede interesar:

Crece el planteo de un congreso de todo el movimiento obrero rural.
La crisis sanitaria y cómo enfrentarla son decisiones políticas. Todavía se pueden salvar muchas vidas.
Impulsemos una salida para los trabajadores.
Luchemos por una salida al colapso sanitario.
Se organizan de manera independiente, mientras las burocracias firman paritarias de pobreza con el gobierno.
Escalada de contagios y crisis social.