Salud

8/4/2020

Gral. Rodríguez: un precario sistema sanitario para enfrentar la pandemia

Hasta ahora, General Rodríguez no cuenta con casos positivos de Covid-19. Sin embargo, por las estimaciones de que el pico de contagios se dará entre fines de abril y principios de mayo, el distrito se encuentra totalmente desguarnecido para hacer frente a un eventual brote de coronavirus.


El intendente Mauro García (Frente de Todos), se pavonea mostrando las obras de montaje de un hospital de campaña, mientras que el principal hospital, el provincial Vicente López), está totalmente colapsado.


Según denuncian los trabajadores del lugar, en el hospital Vicente López prácticamente no se cuenta con los insumos indispensables como camisolines, guantes, barbijos, etc. y tienen que mendigar donaciones de particulares o comerciantes. Por otro lado, recientemente fueron incorporados apenas cuatro respiradores al nosocomio, cuando de mínima se necesitarían unos doce. En un hospital que hace décadas cuenta con una infraestructura edilicia en ruinas, escaso personal, y en gran medida precarizado, y carente de aparatos y elementos básicos, todas las ampliaciones o apertura de sectores que se han hecho del mismo, son netamente cosméticas. Estando sus trabajadores expuestos a un permanente riesgo, agravado por la presente pandemia.


La situación en el resto de las instituciones sanitarias públicas no difiere mucho y encima han restringido su operatividad: nos referimos a los CAPS barriales, los hospitales oftalmológico y odontológico y el Hospital Nacional "Baldomero Sommer", aunque este último está en mejores condiciones. En cuanto al hospital de campaña, sin los respiradores correspondientes a cada cama no será más que una auténtica “cascara vacía”. Después, tenemos una clínica privada (Clínica Centro), que naturalmente solo atiende a sus afiliados, privilegiando el lucro por sobre la salud del pueblo trabajador. Todo lo mencionado, ata de manos al sistema de salud de Gral. Rodríguez para combatir un posible desborde del Covid-19.


Desde el Partido Obrero, consideramos fundamental llamar a los trabajadores de la salud, pacientes y vecinos para revertir este panorama y organizarnos en la lucha por la urgente satisfacción de las reivindicaciones planteadas:


Centralización del sistema de salud del distrito: que todos los centros sanitarios públicos y privados estén bajo un comando único a cargo de los trabajadores de la salud y vecinos para poner a disposición todas las salas, camas, respiradores, etc. a la atención de la pandemia, e incluso para el resto de la demanda de otras enfermedades,  tratamientos o chequeos.


Triplicación del presupuesto sanitario del municipio. Por un impuestos progresivos a las grandes fortunas comerciales, industriales e inmobiliarias de Gral. Rodríguez.


Nombramientos masivos de médicos, enfermeros, técnicos, personal de limpieza, etc.; cobertura de insumos y aparatología; salario igual a la canasta familiar y profesional, y condiciones laborales dignas, garantizados por comités de seguridad e higiene conformados por los trabajadores en cada hospital y centro de salud.