20/08/2021

Imputan a Satial y Vientre Plano por publicidad engañosa

El Estado no regula y pone en riesgo nuestra salud.  
Por Vir Casal
Estudiante de Medicina UBA.

Por estos días trascendió la imputación por parte de la Cámara de Comercio Interior, a cargo de Paula Español, hacia los laboratorios Framingham Pharma y Formulab por publicidad engañosa de sus productos Satial y Vientre Plano respectivamente. Dicha imputación estaría basada en una infracción de la Ley de Defensa del Consumidor.

Mientras Satial plantea que su producto debe estar acompañado de una dieta sana y un programa de ejercicios , al mismo tiempo se muestran decenas de imágenes de alimentos con alto contenido calórico que no se recomienda en regímenes tendientes a perder peso, mucho menos en patologías que requieran asesoramiento nutricional. En el caso de Vientre Plano se promueve la idea que se puede bajar de peso fácil y rápidamente, asociado a un estado de bienestar, ligado paradójicamente con platos altamente calóricos cómo pastas y panificados.

Ambos son productos que se publicitan en el primetime de la televisión, así sea en su forma tradicional como no tradicional, y varias celebrities con sus cuerpos esbeltos y hegemónicos juran alcanzar su estado de peso y bienestar poniendo estos suplementos a las comidas porque “bloquean la absorción de carbohidratos”. Es decir, más allá del efecto que podrían llegar a tener promueven dietas hipercalóricas que en personas sanas pueden no tener el efecto deseado, y en personas con patologías que necesariamente requieren un régimen alimentario controlado ( cómo la obesidad, la diabetes, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, etc.) es perjudicial.

El problema de los nutracéuticos y la regulación

En ambos casos estos productos están basados en extractos naturales , lo que se conoce cómo nutracéuticos, esto significa que no sufren la estricta regulación a la que están sometidos los fármacos, lo que ha llevado a la FDA en Estados Unidos a quitar del mercado suplementos dietarios o deportivos producto de adulteraciones con drogas cómo esteroides anabólicos. Como también a advertir a los equipos de salud de efectos tóxicos que pueden tener, así sea por componentes que forman parte del nutracéutico que genera efectos adversos ( cómo el efecto estrogénico que tiene la Proteína purificada de Soja presente en las leches de fórmula) , por efectos tóxicos que conllevan altas dosis y uso crónico de nutracéuticos que contengan vitaminas cómo la Vitamina A , o por su posible interacción con fármacos que estén utilizando los usuarios que puede llevar a efectos adversos graves.

Si bien en el caso de estos suplementos el compuesto al que se le atribuyen los efectos adelgazantes es la faseolamina, un extracto de porotos blancos (Phaseolus vulgaris), no se han reportado efectos adversos de estas características, hay ciertas consideraciones a tener en cuenta. En el 2009 la postura del Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas – Nutricionistas (GREP-AEDN) fue no aconsejar el uso de suplementos basados en esta proteína debido a conflictos de interés en los pocos estudios que demostraban su eficacia (2 de cada 3 de estos estaban financiados por fabricantes de suplementos con faseolamina) y a que no estaba establecida la dosis óptima que pudiera generar el efecto deseado.

El efecto de este extracto, al contrario de lo que dice la publicidad sería el enlentecimiento de la digestión y una somera inhibición de la degradación de azúcares complejos, particularmente el almidón, y no el bloqueo de la absorción de los hidratos en general. Es criminal plantearle a usuarios que acceden a estos productos debido a restricciones dietarias que no pueden mantener cómo por ejemplo el consumo de pastas o panificados en la hipertrigliceridemia o la diabetes, que pueden mantener ese consumo siempre y cuando sigan utilizando estos suplementos. Porque ningún régimen dietario lo aconseja (recordemos que se presentan cómo suplementos de dietas saludables), porque las dosis necesarias para alcanzar dicho efecto no están establecidas, y porque se están promoviendo prácticas dañinas para las personas que padecen estas patologías.

Cabe preguntarnos entonces qué rol juega el Estado en todo esto , desde su rol de regulador de la producción y comercialización de los suplementos dietarios . Además de que implican un negocio millonario de bajo costo, puesto que se evitan los 10 a 15 años que conlleva la investigación de un nuevo fármaco y su salida al mercado, también infringe las propia regulaciones del ANMAT. Lo que sincera esta imputación por parte de la Cámara de Comercio Interior , planteando un caso de publicidad engañosa, es la infracción del código de regulación del ANMAT que plantea que estos suplementos no deberán incluir frases y/o mensajes que: (…) generen engaño o confusión en el consumidor. Por ahora esta imputación sólo plantea el pago de una multa y la espera de un descargo… irrisorio.

El acceso a una buena alimentación y el peligroso negocio de la suplementación

Partiendo de la realidad de una Argentina dominada por la inflación y dónde el 50% de la población es pobre (22,7 millones de personas) , la alimentación saludable está cada vez más inalcanzable. Surgen entonces las deficiencias dietarias , entre ellas las vitamínicas, y el consumo de alimentos de alto contenido calórico , y bajo contenido de fibra, es cada vez mayor entre las grandes mayorías. En el ámbito laboral los alimentos cómo las pizzas, empanadas, o sanguches son la opción más accesible, por los regímenes extenuantes que impiden cocinar, y por la desvalorización del salario. Es así que siguen aumentando los indicadores de riesgo cardiovascular y de enfermedades metabólicas, mientras que los medicamentos de primera línea para tratar estas patologías se han vuelto prohibitivos. No sorprende entonces que estos suplementos que nos prometen poder seguir con la dieta que podemos costear sin ningún tipo de consecuencia, hayan hecho ganancias millonarias.

Al Estado le cabe entonces una doble responsabilidad ,en primer lugar la de regular la producción de estos productos y su correcto rótulo y comercialización. Una imputación seguida de multa hacia los laboratorios que han ganado a tasas millonarias sobre la salud de la población no es insuficiente, es criminal. En innumerables ocasiones vemos cómo el Estado se inclina en favor de las farmacéuticas, cómo fue el caso de la compra de vacunas en el último tiempo, con el caso de Hugo Sigman cómo el negocio del año, que recibió el pago de vacunas que ni siquiera entregó.

Y en segundo lugar porque tanto el Gobierno nacional como los gobiernos Provinciales son los responsables directos del 50% de pobreza, de que 7 de cada 10 pibes sea pobre, de la pésima calidad de los alimentos que llegan a los comedores populares, de la desvalorización del salario, de garantizar el vaciamiento de la salud pública y los negocios de las prepagas y los laboratorios. Esta es la vida que tenemos , dónde quienes vivimos de nuestro trabajo no podemos acceder ni a la prevención ni al tratamiento de las enfermedades, mientras los laboratorios la juntan con pala , poniendo en riesgo nuestra salud y con el guiño de quienes nos dicen que la vida que queremos está por venir…

También te puede interesar:

Plenos derechos laborales ante la continuidad del proceso de vacunación.
Se votó el proyecto presentado por César Parra. Un punto de apoyo para continuar la lucha.
El gobierno de Salta prueba un Bloque Nutricional en chiques con distinto grado de desnutrición.
Trabajadores autoconvocados denuncian la suspensión de cobertura médica por falta de pago de la patronal.