27/10/2020
Colapso sanitario

Neuquén: fallece empleado de seguridad del Hospital Heller por Covid-19

Los trabajadores/as realizamos un abrazo simbólico en memoria del compañero Miguel Velázquez.
Por Javier Lombardo trabajadoras de salud. Tribuna Estatal

El lunes 26 de octubre se realizó un abrazo simbólico en el Hospital Heller en memoria del compañero Miguel Velázquez, trabajador de seguridad que falleció por Covid-19 durante el fin de semana, tras complicaciones médicas y dificultades que retrasaron su oportuna derivación al Hospital Público Neuquén debido al colapso sanitario. Todo indica que Miguel se contagió en horario laboral.

Además del colapso del sistema de salud neuquino, este desenlace es consecuencia de la precarización laboral de la cual las autoridades del Hospital Heller hacen alarde. De ninguna manera puede atribuirse a conductas o descuidos individuales, como señalan los funcionarios. Al personal de seguridad solo se le proveyó de tapabocas pero no de otros elementos de protección personal necesarios como barbijos reglamentarios, guantes para ocasiones puntuales, alcohol en gel y otros insumos.

Los trabajadores tercerizados, como ya ha quedado en evidencia con la situación de los camilleros del mismo hospital, son considerados por el Estado como trabajadores de segunda. No se les brindan los elementos de seguridad en tiempo y forma. Si los sectores de camilleros o maestranza lograron su provisión fue gracias a procesos de autoorganización y reclamo, en los que desde luego no estuvieron presentes los planteles directivos ni muchos menos el sindicato de la CTA.

En el mismo momento que se realizaba el homenaje al compañero fallecido se conocía una sanción, con suspensión de cinco días, a uno de los camilleros por haberse negado a tareas en la morgue mientras no contara con los elementos de protección necesarios. Esa misma tarde, los trabajadores del sector deliberaban para tomar las medidas.

El único rol de la CTA durante toda la pandemia ha sido el de obstaculizar cualquier proceso de organización de base ante la desidia patronal. La última elección de delegados entre el personal de maestranza no fue para organizar mejor al sector sino para amedrentar a los díscolos, y usarla como campaña macartista contra los camilleros. La CTA Hernández demuestra su complicidad con las empresas tercerizadas.

Los trabajadores no pueden esperar decisiones desde las empresas o desde la conducción del sindicato. Deben seguir el ejemplo de los camilleros y tomar la tarea de los autocuidados en sus propias manos. Por eso es clave la deliberación de protocolos obreros contra la desidia de las patronales.

En momentos donde ha aumentado exponencialmente el número de contagios y de muertes se hace más que necesario la centralización del sistema de salud, la vigencia de protocolos discutidos y controlados por los trabajadores, la exigencia de la rotación del personal, jornadas laborales de seis horas en salud y el pase a planta de los tercerizados.

Para atacar este proceso de organización, el gobierno ha impuesto sumarios contra los enfermeros de Centenario. El miércoles 28, en el marco del paro provincial de ATE, convocamos a acompañar a los trabajadores de Centenario al CAM para exigir la anulación de los sumarios y el cobro integral de sus salarios.

También te puede interesar:

Los esenciales marchan a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad.
Los trabajadores de la salud redoblan la apuesta contra el ajuste. Reclaman un aumento del 50% y un salario mínimo igual a la canasta familiar.
Tras ocho meses de virtualidad, se monta un acampe. Llamamos a los trabajadores/as a concurrir masivamente.
Continúa la lucha por trabajo genuino, tierra y vivienda
El gobierno criminaliza la lucha por trabajo genuino.
El gobierno omitió cualquier medida de cuidado, convirtiéndolo en una invitación al contagio.