08/07/2020

Nuevo contagio de Covid-19 en una planta de Sullair Argentina en Barracas

Los trabajadores denuncian que no se aplican los protocolos de prevención y aislamiento.

Un trabajador de seguridad e higiene del Taller de Santa María del Buen Ayre, ubicado en el barrio porteño de Barracas, presentó la semana pasada síntomas de Covid-19. El hisopado finalmente dio positivo y es, al menos, el segundo trabajador de la empresa que contrajo coronavirus.

La jornada laboral está organizada en grupos cerrados para cada taller, integrados por seis trabajadores con jornadas extenuantes de 12 horas. Luego de que el trabajador contagiado presentara síntomas pasó a aislamiento preventivo junto al resto de su grupo. Sin embargo, sus compañeros no fueron testeados y la empresa los obligó a volver a sus tareas antes de que estuvieran los resultados del hisopado de casos sospechosos.

Recién cuando se confirmó el resultado positivo se resolvió el aislamiento colectivo del grupo, es decir que la empresa expuso la salud del conjunto del equipo, a sus familias, y los demás compañeros.

Uno de los delegados de la planta denunció que “no estamos siendo partícipes en nada relacionado al protocolo Covid-19. Ni en la comunicación de los casos sospechosos, ni en el seguimiento de los hisopados, ni en el rastreo de los contactos estrechos”, y agregó que “por el contrario, la empresa mantiene todo en secreto y de hecho lo canaliza en forma privada a través de Cemepla (centro de medicina privado para empresas). Si nosotros nos enteramos de algo es porque los compañeros nos comentan, ya que los delegados tenemos el acceso prohibido a cualquier lado que no sea nuestro sector, con lo cual se nos dificulta incluso enterarnos por canales informales” (Infogremiales, 7/7).

Sullair Argentina es una empresa que se dedica a la fabricación, venta, alquiler y mantenimiento de diversas maquinarias para la industria, la construcción y la generación de energía. Opera en once provincias del país, así como en Brasil, Paraguay y Uruguay.

El presidente de la sociedad anónima, Alejandro Oxenford, figuró en el listado que investigó la justicia de aportantes a la campaña electoral de Cambiemos en 2015, por el monto de 1,5 millones de pesos. Su hijo, Alec Oxenford, es el fundador de la millonaria plataforma de ventas virtuales OLX. Ambos tienen una larga trayectoria de ataque a las condiciones laborales y a la organización sindical. En 2018 murieron en una mina de la provincia de San Juan dos trabajadores que eran tercerizados a través de Sullair. Durante dos años, los trabajadores de las plantas de Barracas, nucleados en el sindicato de Comercio, lucharon por su reconocimiento gremial y la convocatoria a elecciones, que constantemente la patronal buscó impedir. Finalmente, a principio del año pasado lograron oficializar las elecciones.

Ante el crecimiento de los contagios de coronavirus, la flexibilización de la cuarentena y la ofensiva capitalista, la respuesta de la clase obrera también va en ascenso. La lucha del Sutna por imponer un protocolo obrero en la fábricas de neumáticos, y las de los trabajadores de la salud para exigir mejores condiciones laborales, como la jornada de lucha protagonizada el 16 de junio por el Plenario del Sindicalismo Combativo, marcan el camino para dar una respuesta. En Sullair los trabajadores reclaman la conformación de un comité de seguridad e higiene con su participación, que elabore un protocolo en sus términos.

Más que nunca, es necesaria la intervención independiente de los trabajadores para que la crisis la paguen los que la generaron: los capitalistas.

En esta nota

También te puede interesar:

Ante la emergencia sanitaria, es necesaria la apertura de Clínica Cutral Co y un plan de atención integral a la población.
La pandemia no detiene a los que lucran con el negocio del fútbol.
Hoy Argentina está 6° en cantidad de contagios diarios y 8° en cantidad de muertos por día.
El sábado 15, audiencia pública en la Legislatura organizada por la banca de Gabriel Solano