24/11/2020
PANDEMIA

Púan: brote de coronavirus en un geriátrico municipal

En el último parte diario del 24 de noviembre, el Ente descentralizado de salud del partido bonaerense de Puan informó que ya son 18 los residentes con Covid-19 en el hogar de ancianos municipal de la localidad de Villa Iris. El geriátrico, donde se alojan 55 personas que son atendidas por 40 trabajadores, es el más grande del distrito.

Una semana antes se informaba del fallecimiento de un paciente con Covid-19. “Se trata de una persona de 84 años, residente del Hogar Nuestros Tiempos de la localidad de Villa Iris” (Informe diario Covid-19 Municipio de Puan 17/11).

Dos días después, el 19 de noviembre, se anunciaron tres casos positivos. A partir de ahí los contagios se dispararon. Los testeos detectan entre tres y cuatro nuevos casos positivos de coronavirus cada día. Que los informes diarios solo aludan a los residentes es una evidencia de que no se está hisopando al personal. Por lo que no solo se trata del geriátrico, los vecinos de Villa Iris (2.000 habitantes) temen por los riesgos de la alta exposición al virus, como consecuencia de la incidencia del número de trabajadores del hogar sobre la población total.

Si tenemos en cuenta que “los adultos mayores son vulnerables al coronavirus” y “si se contagian tienen altas probabilidades de morir”, estamos ante una bomba de tiempo, porque crecen los contagios y escasean los testeos.

Esta situación se da al mismo tiempo que el intendente Castelli anuncia que levanta los controles de acceso al distrito y le transfiere toda la responsabilidad a los vecinos, cargándosela al cuidado individual, justo cuando “los contagios diarios en la zona ya duplican a los de Bahía Blanca” (La Nueva 21/11).

Se necesitan medidas efectivas que hagan retroceder los contagios, que progresan sobre la base de la desinversión. Para efectivamente garantizar el cuidado de las personas mayores, para evitar sus muertes por coronavirus, son necesarios los testeos sistemáticos y periódicos, incluso en los asintomáticos. Deben ser instituidos como protocolo obligatorio en todos los geriátricos del distrito para residentes y trabajadores. El gobierno municipal es responsable.

   

En esta nota

También te puede interesar:

Fue unánime entre las direcciones sindicales la entrega del salario.
La segunda ola ya llegó, gracias a la desidia patronal.
Declaró en 2020 una fortuna de casi $40 millones sin dar precisiones sobre su origen
Marcada por la lucha por tierra y vivienda.
Entrevista a Checho Santana, periodista y vecino.