23/05/2021

Puan: escalan los contagios

La crisis sanitaria avanza en el interior rural de la Provincia de Buenos Aires

La nueva escalada  de contagios a nivel nacional se replica con la misma virulencia en uno de los distritos más despoblados de la provincia.

El último informe diario de Covid-19 del Municipio de Puan del 23 de mayo comunica 215 casos positivos activos, el número más alto desde que comenzó la pandemia. En los últimos catorce días (el período en que se cursa la enfermedad) los nuevos casos positivos suman 263, un promedio de 19 contagios diarios, con picos de 37 casos por día. Son datos alarmantes para este distrito rural del sudoeste bonaerense de 15.600 habitantes. El 24 de abril, una semana después de un pico anterior de 144 casos, se informaba que la ocupación de camas del área Covid-19 era del 60%, el valor máximo informado desde el comienzo de la pandemia. Si se compara este valor considerando los 214 casos informados ayer, dentro de una semana la ocupación de camas podría rondar el 90%, poniendo al límite la capacidad de atención. Esta situación crítica es preocupante, más aún si se tiene en cuenta que la mayoría de los trabajadores en actividad del distrito no han recibido la vacuna y que las medidas de confinamiento decretadas “carecen de toda fundamentación epidemiológica” por el hecho de ser sólo nueve días, menos que el período en que se cursa la enfermedad.

Ante el panorama que se avizoraba, el 18 de mayo el intendente Facundo Castelli (Cambiemos) realiza un video dirigido a la población donde la exhorta a extremar los cuidados pero sin anunciar ninguna medida para mitigar el rápido aumento de los casos ya en curso. Ese mismo día el bloque de concejales del Frente de Todos le solicita al gobierno municipal “medidas urgentes” sin proponer ninguna en concreto (diariodepuan.com.ar). Lo que es una impostura si se tiene en cuenta además que dos días antes el intendente Gay (Cambiemos) y Kicillof acuerdan que Bahía Blanca vuelva a fase 3 en medio de un récord de muertes por Covid-19.

 

Luego de anunciadas las nuevas restricciones a la circulación a nivel nacional el gobierno municipal espera a última hora para oficializar que Puan integra el grupo de municipios de la provincia que pasan a confinamiento. Esta vez no hubo video del intendente Castelli dirigido a la población explicando las nuevas medias, indispensable para llevar claridad y tranquilidad a la población, lo que no se entiende si no es por el temor a  quedar pegado directamente a los anuncios.  A lo que hay que sumar su decisión de imponer un recorte salarial a las y los trabajadores municipales de enfermería de todo el distrito -que perciben salarios por debajo de la línea de pobreza- en medio de un proceso inflacionario sin control y en el peor período de la pandemia. Si el gobierno insiste por este camino los trabajadores anunciaron medidas de fuerza para los próximos días, una muestra de las reservas de lucha de la clase obrera que rechaza ser un elemento pasivo.

Mientras el proceso de vacunación continúe avanzando a cuentagotas, el aislamiento social es un recurso imprescindible para reducir todo lo posible los contagios, así como la ampliación de camas en los hospitales y la contratación de personal para atender a quienes lo requieran. Para garantizar una reducción de la circulación que no agrave la crisis social es necesario prohibir los despidos y los recortes salariales, garantizar el cobro del 100% de los salarios de los trabajadores licenciados, la implementación de un seguro al parado de $40.000, y un aumento de emergencia para los jubilados.

 

 

También te puede interesar:

La OMS y OPS eligieron dos plantas biotecnológicas argentinas de Sigman para producir vacunas contra el Covid-19 bajo la tecnología de ARN mensajero.
La mentira del ministro, un represor profesional, tuvo patas cortas.
Es para Ciencia y Técnica, una forma de administrar el ajuste que profundiza la deserción.
La provincia de Buenos Aires es un escenario allanado para la depredación ambiental.