13/04/2021

Quilmes: el sistema sanitario local y la segunda ola

La intendenta Mayra Mendoza se pelea con Bullrich para disimular la falta de medidas.

En Villa Itatí se ha producido un rebrote del Covid-19.

Según informan pacientes contagiados por Covid-19, la repuesta del sistema sanitario local comienza a flaquear. El hospital de Quilmes está en un límite y sus trabajadores ingresan a un estrés nervioso. Las clínicas privadas de Quilmes, que atienden pacientes de Ioma, no están respondiendo a las solicitudes; esto puede anticipar que también están funcionando en un punto límite. En Villa Itatí los vecinos informan de un rebrote del virus en el barrio. Según especialistas, esta situación está recorriendo toda la provincia.

El gobierno de Axel Kicillof y los intendentes discuten a contrarreloj cómo evitar una cuarentena mayor para defender los intereses de las patronales, exponiendo la vida de miles y miles de familias obreras. El sostenimiento de esta apertura por parte del gobierno de Kicillof y Mayra Mendoza es una línea patronal de sostener la producción sin importar el costo de vidas y de la salud. El trascendido de la renuncia de Mariano Pueyo, jefe distrital de escuelas de Quilmes, se asocia a este problema.

En este contexto, la intendenta se cruzó en una polémica en redes con la dirigente del Pro, Patricia Bullrich, quien tiene una conocida línea anti-cuarentena y que cuestionó además la compra de una vacuna china. Mendoza aseguró que «desde el macrismo buscan que haya más muertos» y que «estamos en la segunda ola de Covid, hay que reforzar los cuidados». Todo esto es cierto, pero este reforzamiento es precisamente lo que su gobierno no hace, dejando a la deriva a la población.

Desde el Partido Obrero de Quilmes planteamos 10 medidas urgente para defender la vida y los ingresos de los trabajadores, entre ellas la centralización del sistema de salud, bajo control de su personal; comités de trabajadores que puedan resolver el cierre total de aquellos municipios donde la salud de la población está en peligro por colapso del sistema sanitario; y medidas tendientes a que los trabajadores puedan sobrellevar la situación, como la prohibición de despidos, el pago íntegro de salarios en caso de suspensión de actividades, un salario mínimo de $60.000 y paritarias sin techo. Asimismo, planteamos el financiamiento del plan frente a la pandemia por medio del no pago e investigación de la deuda externa y un verdadero impuesto progresivo a las grandes fortunas.

Luchemos en cada barrio y lugar de trabajo por la aplicación de estas medidas.

También te puede interesar:

Para Carla Vizzotti no es importante el aumento en las muertes.
“Fuego amigo” de Kicillof y complicidad de Baradel.
El Estado no otorga Certificado Único de Discapacidad, y por ende no estarían contempladas en el plan de vacunación.
Editorial. Escribe Gabriel Solano
Las consecuencias de la ausencia de medidas del gobierno.