09/04/2020

Quinta muerte por dengue en Córdoba

Crece el número de personas infectadas.

Los casos de dengue crecen en Córdoba. En la provincia hay un total de 1788 infectados y cinco víctimas fatales de la epidemia causada por el mosquito Aedes Aegypti. La quinta muerte fue la de un hombre de 68 años. Sucedió en la localidad de Serrezuela ubicada en el departamento de Cruz de Eje. 


El epicentro del impacto de la epidemia se da en la capital de la provincia con 1.098 casos, de los cuales 28 son importados y 1.070 son autóctonos. En el interior, son 690 las personas infectadas; 54 pacientes contrajeron la enfermedad afuera de la provincia y 636 son contagios autóctonos. En una semana, el número de infectados creció un 30 % en Córdoba.


Hace meses la Organización Panamericana de la Salud informaba que el panorama no era alentador en relación a la epidemia del dengue y que íbamos a asistir a un incremento de casos por encima de los niveles epidémicos. Además, el gobierno provincial contaba con indicadores para desarrollar medidas que de conjunto permitan prevenir que se propague la enfermedad. 


Desde fuentes oficiales, se emiten informes por zona y no barrio por barrio. La especificación de las zonas afectadas resulta clave a los efectos acentuar las medidas para enfrentar las medidas. Funcionarios informan que se han acentuado las fumigaciones, que hay brigadas sanitarias de control que no las dejan pasar al interior de las casas por el coronavirus, lo cual es falso. Pretenden culpar a la población afectada por el dengue y la cuarentena por la inacción estatal. 


Desde el Polo Obrero de las diferentes zonas de la Capital hemos desarrollado un relevamiento de esta situación lo que dio cuenta que las brigadas sanitarias que el gobierno dice disponer nunca llegaron a los barrios, son para la foto. Incluso hay barrios en los que se detectó circulación activa del Dengue, en los cuales deben realizarse descacharreos, fumigaciones con productos no tóxicos para la población a nivel general y casa por casa y también desmalezamientos. Todas estas acciones deben realizarse con las medidas sanitarias de seguridad pertinentes. No obstante, la acción del gobierno ha sido insuficiente o ninguna. 


El aislamiento social, que los funcionarios plantean como un obstáculo, en realidad facilita la acción puesto que la población está en sus casas. La situación en el barrio Ampliación Cabo Farina es un caso testigo. Un compañero del Polo Obrero que reside en esa barriada contrajo la enfermedad y da cuenta de que las brigadas, con las cuales el gobierno hace propaganda, nunca visitaron el barrio ni tampoco fumigaron. Para peor, no se le provee a la población ningún tipo de repelente. El reclamo del kit aséptico fue realizado por el Polo Obrero en forma de proyecto de ley a través de la banca del Frente de Izquierda y, por otras vías formales, al gobierno de la provincia. 


Sin embargo, los pedidos nunca fueron respondidos; mientras los casos de dengue siguen creciendo, el gobierno no distribuye ni repelentes. Los funcionarios saben que las barriadas de mayor riesgo se repiten todos los años, y que el insecto crece en situaciones de hacinamiento. La pandemia del coronavirus no puede ser excusa, en todo caso, profundiza una situación de desatención sanitaria precedente. Lo concreto es que el gobierno sabía y no actuó en consecuencia. Necesitamos comités de control y seguimiento de las acciones y recursos destinados a combatir el dengue y el Covid 19 en todos los barrios 

 




 




 

En esta nota

También te puede interesar:

Intentan imponer por la fuerza, una paritaria de hambre.
Toma fuerza el paro del 10 de noviembre en los hospitales por salario, personal y condiciones de trabajo.
Es necesario que se haga sentir el reclamo de todos los hospitales.
Un pronunciamiento contra la represión y por el derecho a la tierra y la vivienda.
Exigimos la renuncia de Gabriel Guatima Funcionario publico, cabecilla de la patota.