15/07/2020

Rebrote de coronavirus en Olavarría

El intendente Galli sigue flexibilizando la cuarentena.

Mientras en el gobierno municipal de Olavarría se jactan de que “el intendente habló con el jefe de Gabinete de la provincia para que la ciudad no retroceda de fase” (Infoeme.com, 12/07), manteniendo en fase 4 la salida del aislamiento social, en una semana los casos positivos de Covid-19 se duplicaron y ascendieron a 224 (de los cuales cuatro fallecieron).

Es una repetición fatal y negligente de la política de Ezequiel Galli de Cambiemos, cuando a comienzos de junio aceleró la salida de la cuarentena y tras dos meses de no registrar contagios estos se dispararon hasta rondar los 80 en una semana. Por supuesto, luego de reconocer en aquel momento que «nos relajamos» acusó de irresponsable a la población.

Las política del intendente es el reflejo de una fuerte presión de las grandes empresas de la zona, como Loma Negra y Cerro Negro, que buscan seguir produciendo a costa de la salud y las condiciones laborales de los y las trabajadoras olavarrienses. En muchos lugares de trabajo se han registrado denuncias por el incumplimiento de los protocolos de seguridad e higiene. Se suma a ello la creciente pobreza, mientras que el gobierno de Alberto Fernández recorta el IFE.

El gobierno municipal viene de presentar en el Concejo Deliberante la rendición de cuentas de 2019 informando un déficit de más de 350 millones de pesos, una cifra que le valió las críticas de propios y ajenos, y que fue aprobada en medio de un episodio bochornoso. Mientras tanto, los y las trabajadoras olavarrienses sufren las consecuencias de la parálisis de la obra pública, el vaciamiento del sistema sanitario y la escasa asistencia social, que se limitó a la entrega de una miserable bolsa de alimentos por única vez a las familias más vulnerables.

Desde el Partido Obrero Olavarría exigimos la apertura de los libros del municipio, la conformación de un comité de salud e higiene electo por los/as trabajadores/as de la salud y los/las vecinos/as para tomar las medidas necesarias para frenar los contagios de coronavirus. ¡Abajo el ajuste del gobierno municipal, provincial y nacional!

También te puede interesar:

Los casos se repiten en el distrito sin respuestas de los gobiernos.
El descontrol y la “relajación” del Estado ante la cuarentena disparó un número impensado de contagios que conmociona a la ciudad bonaerense.
La insuficiencia edilicia y la falta de inversión en infraestructura se vuelven a manifestar en el distrito.
Los trabajadores residentes del Trauma llevan reclamando por la falta de insumos de bioseguridad elementales para hacer frente al Covid-19.
En diálogo con Prensa Obrera, denunciaron reducciones salariales y falta de elementos de protección. Y advirtieron que la gestión gubernamental de la pandemia "es un circo".