23/09/2020

Salta: el personal de salud, ante una situación lapidaria

La muerte del doctor Jorge Castellani, gerente del Hospital San Roque de la localidad de Embarcación, recorre todos los centros de salud y los medios de comunicación. Tras ser internado de urgencia en la capital, su deceso por Covid-19 se dio a la madrugada del día miércoles. Días atrás, dos trabajadores del hospital de Rosario de la Frontera también fallecieron como consecuencia del coronavirus.

La situación de la pandemia en la provincia de Salta es alarmante. Hasta el día martes se registraba un 92% de ocupación de camas en los hospitales y un récord en los decesos con 23 personas fallecidas en un día, dejando un saldo de 9303 casos positivos acumulados.

Un ejemplo de la crisis que atraviesa el personal de salud, es el Hospital Materno Infantil con la muerte de 2 enfermeras y 3 médicos internados de gravedad, sumado a 111 trabajadores contagiados.

Los trabajadores de la salud como carne de cañón

Mientras el gobernador Gustavo Sáenz insiste en responsabilizar a la población por el pico de contagios, hasta el momento no se realizan los testeos correspondientes en los hospitales o centros de salud. Caso testigo de esto es la carta que presentó al renunciar a la guardia el médico Daniel Gatica de Orán explicando la precariedad en las condiciones laborales que atraviesan en las guardias, sin relevos, sin insumos, totalmente dejados a su suerte por el gobierno provincial.

El planteo de Sáenz de donar su sueldo de septiembre para combatir el Covid-19 es una tomada de pelo total, puesto que es totalmente insuficiente para atender los problemas concretos que tenemos como falta de personal, salarios adeudados, falta de insumos e infraestructura. En otras palabras, años de vaciamiento presupuestario y precarización laboral, que desde el Partido Obrero en la calle y las bancadas denunciamos sistemáticamente.

Con un proyecto  en la Cámara de Diputados salteña propusimos testeos masivos al personal de salud y el pase a planta de los precarizados, medida que fue votada rotundamente en contra por los 38 diputados oficialistas.

Los trabajadores de la salud y los trabajadores en general debemos sacar todas las conclusiones con relación al desarrollo que fue tomando la pandemia y las medidas sobre la cuarentena, medidas totalmente insuficientes que buscan no tocar los intereses capitalistas. Ejemplo de esto es el caso del ingenio Tabacal, el cual le ofrece un bono de dos mil pesos a sus trabajadores, sujeto a producción y presentismo, para forzar a que sigan trabajando cuando ya hay 6 trabajadores fallecidos.

Los desafíos planteados

Para enfrentar de mejor manera los ataques que nos depara el gobierno consideramos fundamental abrir el debate en cada lugar de trabajo, hospitales y centros de salud.

Planteamos, en primer lugar, centralizar en un mando único estatal bajo control de los trabajadores los recursos del sistema público y privado de la salud; comisiones obreras de fiscalización en los lugares de trabajo y los barrios; impuesto a las grandes rentas y patrimonios y control popular de los recursos para combatir la pandemia. Subsidio de $30.000 a toda familia que no llegue a esos ingresos para poder cumplir la cuarentena, medida imprescindible para frenar los contagios ya que son miles los trabajadores en negro o informales que deben exponerse al virus para llevar unos pesos al hogar. Con hambre no hay cuarentena.

En esta nota

También te puede interesar:

Nuevas jornadas de paro a partir del 26, convocadas por Ademys.
Concejal del Frente de Izquierda-Unidad de Neuquén Capital
La provincia con más contagios per cápita.
Mientras el virus se expandió a los 135 municipios, Kicillof y el ministro Gollán encubren la crisis sanitaria.
Redoblemos la campaña para que la Corte de Justicia provincial rechace la prescripción de las causas.