21/03/2020

San Fernando: el sistema sanitario municipal, incapaz de hacer frente a la pandemia

La salud en el distrito tras el primer caso de coronavirus

Este viernes, el municipio dio a conocer que en San Fernando apareció el primer caso de Covid-19. Según datos oficiales, se trata de un joven de 25 años que había estado en el exterior y que desde su retorno al país había cumplido al pie de la letra con la cuarentena.


Si bien es el primer caso, a nadie se le ocurriría pensar que es el último, dado que la enfermedad está en pleno desarrollo en el país.


Es preciso preguntarnos, entonces, ¿con qué sistema sanitario público cuenta nuestro municipio para enfrentar la pandemia? La respuesta es simple: las condiciones actuales son más que insuficientes.


San Fernando cuenta con un hospital municipal (el San Cayetano, ubicado en Virreyes), el cual tiene un total de 41 camas disponibles para internación. Recientemente, el intendente Juan Andreotti inauguró una sala de terapia intensiva abocada únicamente a casos de Covid-19. No hay datos de cuál es el número de camillas y respiradores con la que cuenta, pero por lo que se deja ver en el video promocionado por el mismo municipio no habría más de 30 camas. Andreotti, en la inauguración, hizo demagogia arrojando cifras al aire para producir un impacto positivo: “gastamos más de 25 millones de pesos en esta nueva sala de terapia intensiva destinada a los casos de coronavirus”.



Pero no está para nada claro que esto sea suficiente para enfrentar la pandemia. San Fernando, según el último censo del Indec del año 2010, cuenta con un total de 160 mil habitantes. Suponiendo que el hospital municipal cuenta con 71 camas preparadas con respiradores (decimos suponiendo porque el número oficial se desconoce) estamos hablando de una cama cada 2 mil personas, lo que sería insuficiente ante una propagación masiva de la enfermedad.


La saturación del hospital, salitas y centros de salud en San Fernando datan de décadas y décadas de desfinanciamiento. Muchos trabajadores y trabajadoras recurren al Hospital provincial “Petrona V. de Cordero” ubicado en nuestro distrito, el cual también presenta un fuerte vaciamiento y un estado de saturación absoluta.




El Covid-19, de reproducirse masivamente en nuestro distrito, encontraría un sistema de salud desguazado. Los más afectados ante esta situación somos los trabajadores (ocupados, desocupados y precarizados) que en muchísimos casos no contamos con obras sociales y dependemos exclusivamente de la salud municipal.


La situación de San Fernando no escapa a la del resto de la provincia de Buenos Aires, y en general a la del conjunto del país. Es necesario más que nunca dirigir todos los recursos a la atención de la crisis social y sanitaria. Abajo el pago de la deuda externa. Centralización y comando único del sistema de salud. Comités electos de trabajadores de la salud y expertos para poner en marcha las medidas necesarias y orientar las prioridades. Prohibición de suspensiones y despidos.

También te puede interesar:

Maroni encubre que la propagación de contagios se debe a la escasez de personal, a la mala calidad de los EPP y al déficit de infraestructura.
El alza de los grupos anticientíficos y el dominio del capital sobre la ciencia.
Una radiografía de la irresponsabilidad y el ajuste del Estado.
Las patronales y el Estado, responsables del crecimiento del Covid-19
Justicia por Andrea Encina.