24/02/2021
Burocracia sindical

Vacunación de privilegio en Chubut, otro aspecto del colapso sanitario

La cúpula de la burocracia de Camioneros, en Comodoro Rivadavia, accedió a 20 dosis de Sputnik V que pertenecían al Hospital Regional, que a la fecha tiene el 40% de su personal sin vacunar. En un acto tan canallesco como ridículo, los burócratas sindicales responsabilizan a una enfermera que los habría “engañado” y ofrecido como “sobrante”.

Los verdaderos responsables políticos de esta vacunación de privilegio, por el momento callan: el ministro de Salud, Fabián Puratich, y los directores de las Áreas Programáticas, que no han podido garantizar una aplicación eficiente y transparente de los pocos miles de vacunas que llegaron a la provincia.

Como siempre, el hilo se corta por lo más fino y el chivo expiatorio es el personal de salud. La justicia hace que investiga, cuando más bien encubre la corrupción. El fascistoide ministro de Seguridad, Federico Massoni, ejecuta brutales allanamientos sobre enfermeros/as y personal de limpieza. A este hecho se suman 140 vacunas vencidas en Trelew, en dudosas circunstancias, a fines de enero.

Otro aspecto del colapso

En una provincia en crisis hace tres años, la pandemia ha golpeado con fuerza. Es otra manifestación del insoportable gobierno de Mariano Arcioni, el vicegobernador Ricardo Sastre y sus secuaces, que se tienen que ir con la movilización popular.

La cantidad de muertes en proporción a la población, es de las más altas del país. Las y los trabajadores de la salud han denunciado la falta de insumos y personal para las camas de terapia intensiva, así como la precarización laboral con convenios basura; y una declaración de “Emergencia Sanitaria” trucha, votada en la Legislatura, que no ha garantizado siquiera el pago en tiempo y forma al personal. El colmo han sido los subsidios de Arcioni a las clínicas privadas, para mantener sus ganancias, a costa de los fondos previsionales y de la obra social estatal SEROS. Se suma la criminalización y persecución de activistas, como el caso de Evangelina Chamorro, en Esquel.

Por una organización independiente para enfrentar la pandemia

Las direcciones de los sindicatos de la salud, entre ellos el SISAP (Sindicato de Salud Pública) y ATE, no han estado a la altura. Los trabajadores de la salud pública deben superar el cepo que colocan las conducciones burocráticas, como la Mesa de Unidad Sindical, y dar un paso adelante en la organización independiente. En lo inmediato, es necesario constituirse en cada establecimiento y avanzar en la destitución de los funcionarios corruptos. Los comités de bioseguridad de trabajadores y trabajadoras de la salud deben estar a la cabeza de la aplicación de los protocolos en cada lugar de trabajo.

De fondo, el abastecimiento y programa de vacunación debe estar bajo control de las organizaciones obreras y populares.

A su vez, desde el Partido Obrero planteamos un programa para enfrentar la pandemia: no pago e investigación de la deuda provincial; impuestos progresivos y permanentes a los grandes capitales provinciales; con estos recursos, pago inmediato de los salarios y las jubilaciones, prohibición de despidos y suspensiones, testeos masivos y centralización del sistema de salud.

En esta perspectiva, la lucha contra el ajuste y la represión de Arcioni, será un aporte al Encuentro Nacional de Tribuna de Salud, parte de la Coordinadora Sindical Clasista, el próximo sábado 27/2.

 

En esta nota

También te puede interesar:

En un acto conmemorativo del 24 de marzo, reivindicó a quienes atacaron la movilización contra la megaminería en el marco de la visita presidencial.
Ni el gobernador Arcioni ni el gobierno nacional han rendido cuentas acerca del origen de los incendios