24/02/2021

Vacunación VIP en Córdoba: crece la lista de funcionarios que se beneficiaron

Al menos mil médicos sin vacunar y otros miles de trabajadores esenciales todavía esperan inmunizarse.

Con el correr de los días se van conociendo más funcionarios que se vacunaron aun sin ser personas de riesgo o trabajadores esenciales. El PJ intenta excusarse del privilegio de haber inmunizado a los funcionarios al declarar a integrantes del elenco gobernante como “personal estratégico”. Sin embargo queda mas en evidencia que en Córdoba hay vacunados VIP.

En ese sentido, desde el vice gobernador, Manuel Calvo, pasando por integrantes del gabinete e intendentes del oficialismo recibieron la Sputnik V. Entre los ministros inmunizados figuran Walter Grahovac (Educación), Alfonso Mosquera (Seguridad), Juan Carlos Massei (Desarrollo Social), Sergio Busso (Agricultura). La definición de personal estratégico se improvisó ahora que estalló un escándalo mayor.

También se sabe que el intendente de la ciudad San Francisco, Ignacio García Aresca de 50 años, se vacunó, a lo que deben sumarse otros 12 alcaldes del departamento de San Justo que se vacunaron en el Hospital de la mencionada localidad. El elenco político que se benefició de sus posiciones en el Estado ha decidido autoblanquearse bajo insólitas excusas sin vergüenza.

El beneficio también envuelve a la oposición patronal, como por ejemplo al actual legislador clerical Aurelio García Elorrio, que argumenta que recibió la vacuna por ser docente de la Facultad de Derecho. La cúpula de burocracia sindical docente personificada en Monserrat también se inmunizó.

El gobierno continúa negando que en Córdoba hay vacunatorios VIP. El legislador Francisco Fortuna afirmó que “el proceso de vacunación ha sido completamente transparente” y agregó que “si alguien tiene algún cuestionamiento o dato sobre irregularidades debe ir a la Justicia”, convencido de que la misma no ira a fondo con las denuncias, puesto que en más de 20 años del PJ en el gobierno el poder judicial nunca avanzó en ninguna causa de corrupción o tráfico de influencias.

Pero entre los propios beneficiados se salió a desmentir al gobierno. El rabino Marcelo Polakoff confirmó que se vacunó sin turno, aunque negó ser un inmunizado VIP. Además, en declaraciones a Canal 12, dijo que se inmunizó por recomendación de su dentista y argumento que concurre “a los hospitales todo el tiempo”.

En contraposición a la vacunación VIP, los equipos de salud todavía no se inmunizaron de manera integral. A la fecha hay al menos “mil médicos sin vacunar» según un registro del Consejo Médico. En declaraciones a Cba 24, Andrés de León, vocero de la entidad, señaló que hay problemas técnicos con el pedido de turno y que denegaron pedidos de médicos jubilados porque la prioridad es la inmunización de profesionales activos.

El gobierno de Córdoba, que manifestó que va a comprar las vacunas que se tengan que comprar, no solo no garantizó a la fecha la inmunidad para trabajadores esenciales, sino que sus funcionarios se anticipan a inmunizarse antes de cubrir de conjunto a las y los jubilados. Incluso hay familiares de políticos que se inmunizaron por ser “pariente de”.

La campaña mediática tendiente a presentar como exitosa la vacunación quedó cuestionada. La vacunación VIP en Córdoba en beneficio de sindicalistas y políticos patronales del PJ y la oposición patronal volvió a expresar el abismo que separa al régimen privilegios de la mayoría trabajadora.

En este marco es necesario un control por parte de los trabajadores de la salud de la distribución y del plan de vacunación como parte de una acción integral de inmunización del conjunto de la población, partiendo de la centralidad que tienen el conjunto de integrantes de los equipos médicos, adultos mayores y la docencia. Además, corresponde impulsar anulación de las patentes para socializar las vacunas y la centralización del sistema de salud para prepararnos en mejores condiciones para afrontar la segunda ola de la pandemia.

 

También te puede interesar:

Lo anunciado no servirá para combatir la pandemia y agravará la crisis sanitaria y social. Escribe Gabriel Solano.
En medio de la segunda ola y el pico de contagios.
Matías Blaustein, integrante del Consorcio Anti Covid argentino, en el panel de vacunas.
Uepc debe convocar al paro y a un plan de lucha hasta imponer la suspensión de las clases presenciales.
Crece la brecha entre el costo de alimentación y el salario real.