11/09/2020

Zárate: coronavirus en Softys, ex Papelera del Plata

En las últimas semanas han trascendido casos de trabajadores de la papelera Softys (ex Papelera del Plata), ubicada en Zárate, que han denunciado ser contacto estrecho de familiares con Covid-19: a estos se los aísla algunos días y más temprano que tarde los obligan a retomar tareas, sin garantizar un nuevo hisopado.

En otros casos, donde hay compañeros que presentan síntomas, cuando la sintomatología cede los trabajadores vuelven a sus tareas habituales sin hisopado alguno.

Después de los primeros contagios de Covid-19 en Softys Zárate, a mediados de mayo, el avance del virus en el país se ha disparado con cada flexibilización de la cuarentena, con una preocupante multiplicación de casos entre los trabajadores industriales.

Esta situación deja al descubierto que el vaciado sistema de salud no da abasto en ningún lugar del país, mucho menos en los cordones industriales.

Cuando se conoció el primer caso positivo en Softys se paró la producción, se desinfectó la planta y luego se retomó el funcionamiento con algunas mejoras en el protocolo, aunque insuficientes.

La dirección del sindicato papelero justifica toda medida patronal ante los compañeros que le piden explicaciones por el cumplimiento de un protocolo que vaya a fondo para prevenir y contrarrestar la expansión del virus. Se lavan las manos.

El Estado, que debería realizar un seguimiento sobre estos trabajadores con síntomas o que han tenido contactos estrechos, permite que la  empresa los reincorpore a sus lugares de trabajo sin realizar hisopado y sin el cumplimiento de los días suficientes de aislamiento que necesitan para asegurar su recuperación total.

Estas formas de subestimar la pandemia son las que hacen que los diferentes lugares de trabajo sean un nido de contagio y que el virus se expanda entre trabajadores y sus familias.

Para las empresas y el Estado el lucro capitalista está por encima de la salud y la vida de sus trabajadores y familias.

La papelera, declarada esencial desde el principio de la cuarentena, no ha dejado de producir luego del paro de actividades ante el primer caso positivo que se dio en la planta.

Vamos por protocolos obreros en Softys

Es necesario que los trabajadores de Softys elaboremos nuestro propio protocolo en defensa de nuestra salud y de los puestos de trabajo, con una comisión obrera de seguridad, higiene y salubridad electa en asamblea, con capacidad de parar la producción cuando exista riesgo de contagio, que exija hisopados masivos a la patronal y que pueda evaluar cuándo reiniciar tareas y realizar seguimiento a cada trabajador afectado.

También te puede interesar: