02/07/2020

18.000 precarizados del GCBA, sin aguinaldo

Este sábado 4 vamos al Plenario Abierto de la Coordinadora Sindical Clasista
Tribuna Municipal

En las últimas semanas se ha anunciado, por parte del gobierno de Larreta, el pago en cuotas del aguinaldo para los municipales, atacando al conjunto de los trabajadores dado que quien cobre $50.000 brutos (es decir, apenas un poco más de 40 mil) recibirá su aguinaldo en cuotas y devaluado, que se suma al congelamiento de las paritarias.


Lo que resulta un ataque fenomenal al salario de las y los municipales se agrava cuando analizamos lo que sucede con los trabajadores precarizados de la ciudad.


Es que, al menos 18.000 trabajadores y trabajadoras municipales ni siquiera recibirán aguinaldo. Son los precarizados de la Ciudad que se encuentran contratados mediante locación de servicio o asistencias técnicas a través de universidades (tercerizados), que no solo perciben un salario de hambre y congelado, sino que en enero sufrieron una rebaja con el aumento del 51% en el monotributo. Además, los precarizados de la Ciudad, no cuentan con obra social ni ART, herramientas fundamentales para el cuidado psicofísico en el desarrollo de las tareas, que cobra aún mayor importancia durante la cuarentena.


Mediante la ley de Emergencia Económica aprobada en mayo, se habilitó al Poder Ejecutivo -entre otras prerrogativas- a manejar a discreción el presupuesto, congelar la planta de trabajadores y a revisar los contratos de locación de servicio, habilitando el apriete y la extorsión para que quienes se encuentren bajo esa contratación deban soportar todo tipo de avasallamiento sobre sus derechos laborales.


Esta ley fue el preludio para llevar adelante el programa de “Servidores Públicos” que sacó compulsivamente a los trabajadores a la calle, en algunos casos mediante aprietes de los jefes con amenazas de suspensión o despido. Las tareas a las que se los ha sometido, implicaron e implican una exposición mayor a la pandemia, que día a día aumenta en cantidad de infectados en la Ciudad. Y esto no es menor, ya que al no contar con obra social ni ART, son los propios trabajadores quienes deben costear con su salud las tareas desarrolladas por el gobierno.


Lo mismo sucede con quienes se encuentran desarrollando tareas remotas (home office), sometidos a largas y flexibilizadas jornadas laborales (que en general son de 9 horas diarias contra las 7 de los trabajadores de planta) sin los elementos necesarios para acondicionar el hogar al trabajo de oficina. Cualquier problema de salud o dolencia que se genere como consecuencia de las condiciones de trabajo, no tendrá ningún tipo de amparo ni cobertura por parte de la patronal.


Cabe mencionar que, además, no cuentan con licencias dado que no se aplica el régimen del resto de los trabajadores de la Ciudad. No se respetan los grupos de riesgo ni las licencias para quienes deben cuidar de hijes. No hay convenio que ampare a las y los monotributistas contra el abuso de los funcionarios de Larreta.


Larreta junto a Alberto Fernández y Axel Kichillof pretenden paliar la crisis con la salud de los trabajadores, exponiéndonos y sometiéndonos a condiciones de trabajo y salarios de miseria, sin afectar a los grupos capitalistas. Mientras tanto los sindicatos brillan por su ausencia. Mientras Sutecba entrega las reivindicaciones de la propia planta municipal, no ofrece ningún tipo de salida para quienes nos encontramos contratados mediante contratos basura. ATE por su lado se limita a escribir comunicados de rechazo pero no desarrolla ningún plan de lucha. Es que ello requeriría hacerlo también contra el propio Estado Nacional, con el que se encuentra absolutamente alineado.


Desde Tribuna Municipal continuamos exigiendo el pase a planta de todas y todos los municipales precarizados, el aumento inmediato de nuestros salarios acorde a la canasta familiar y actualización mensual de acuerdo al índice de inflación. Exigimos la ampliación e  implementación de licencias para todas y todos los trabajadores.


Las y los municipales precarizados debemos organizarnos y poner en pie asambleas, ya sean virtuales como presenciales, para discutir todas las problemáticas que atravesamos y realizar un plan de acción por la conquista de nuestros derechos. Frente a este brutal ataque a nuestras condiciones de trabajo, invitamos a participar del Plenario Abierto de la Coordinadora Sindical Clasista este sábado 4 de julio a las 10 hs.



 

También te puede interesar:

Sin la participación del Estado es imposible este crimen.
Anuncia convenios de asistencia directa a mujeres que sufren violencia en barrios populares mientras vacía la DGMuj y desaloja trabajadoras.
Se votó en la legislatura porteña, tras 14 años de congelamiento.
El gobierno porteño es responsable de esta crisis edilicia.
El proyecto oficial busca “formalizar” el fraude laboral de las patronales y el trabajo precarizado.
De cara a las elecciones legislativas exigimos el compromiso de su aprobación en la Legislatura porteña.