fbnoscript
6 de julio de 2012 | #1229

Otro triunfo de la causa papelera

EXCLUSIVO DE INTERNET

En Azul la lucha rinde

Los trabajadores papeleros de Azul obtuvieron un nuevo triunfo en la lucha que lideran desde hace más de medio año: le arrancaron al gobierno municipal el compromiso de afrontar el gasto de reconexión del servicio de gas para la reactivación de la planta, que mantienen ocupada desde hace ya más de seis meses. Esto se suma al pago mensual de 1.500 pesos que ya habían conseguido, también del gobierno local, para cada una de las familias que están impedidas de trabajar, a raíz del intempestivo lock-out patronal, producido en octubre del año pasado.
Los papeleros vienen sosteniendo una lucha implacable contra los empresarios y contra el Estado. Han enderezado sus esfuerzos a la gestión obrera de la producción, la que persiguen en el proceso judicial que se tramita en la Justicia bonaerense. Una resolución del juez Juan Carlos Tato dispuso la continuidad de la actividad fabril, por medio de una intervención judicial a la que le ha sido encomendada la administración de la empresa con el concurso de los trabajadores y en medio de la ausencia de los empresarios. Tras un duro cuestionamiento formulado por el Partido Obrero de Azul en el programa televisivo local PuntoxPunto -sus dirigentes denunciaron al gobierno municipal de alegar problemas financieros para justificar su negativa a solventar los gastos de reconexión de gas a la empresa recuperada por sus trabajadores cuando simultáneamente se conocía que había otorgado subsidios para emprendimientos privados de uno de sus funcionarios-, el gobierno del kirchnerista José Inza reunió a los medios periodísticos para dar a conocer en conferencia de prensa la determinación de afrontar el pago anticipado que exige la empresa proveedora del fluido -Gas Meridional- y de restablecer finalmente el servicio en la planta. En esos días, la dirigencia local del Partido Obrero había denunciado que pese a la deuda flotante y a la crisis financiera -que le ha servido para justificar los bajos salarios y los aumentos por debajo del nivel inflacionario, el no pago en término a los acreedores, la paralización de la obra pública y una política restrictiva de subsidios-, el intendente ejecutaba una política de Estado para los amigos: convalidó que funcionarios se valieran de su cargo para transferir recursos públicos en favor de sus intereses privados -el secretario de Turismo y Fiestas Populares, Hernán Bertellys, hizo negocios con una fiesta popular de masiva convocatoria (Fiesta de la Vaca), cuyos gastos fueron solventados este año por la comuna. La repentina decisión del gobierno de Inza de satisfacer el pedido de los papeleros se produjo, además, en el marco de una lucha intensiva que viene siendo acompañada por las organizaciones nucleadas en apoyo de la causa de los trabajadores y por la comunidad de Azul que no ha dejado de contribuir con su apoyo moral y material. El Partido Obrero de Azul celebra este nuevo paso adelante en la causa papelera y destaca que la lucha que lideran los trabajadores constituye un ejemplo irrefutable de la capacidad y fortaleza de clase. La claridad con la que pudieron interpretar el proceso que les tocaba vivir y la conciencia con la que eligieron defender su fuente de trabajo hicieron posible la organización de sus fuerzas para alcanzar el objetivo de poner en pie la fábrica bajo su propia gestión, lo que están cada vez más cerca de poder realizar. El triunfo de los trabajadores papeleros será el triunfo de la comunidad en la defensa de una fuente de trabajo y un paso adelante en la gestión obrera de la producción. Viva los Papeleros de Azul como ejemplo de lucha. Papelera es de los Trabajadores.

Partido Obrero de Azul

En esta nota:

Compartir

Comentarios