fbnoscript
9 de agosto de 2012 | #1234

Covelia Quilmes, la lucha: Arrancó una tregua

Discutamos una salida obrera al conflicto

Bajo la presión de 400 trabajadores de la recolección, de la empresa Covelia, acampando en las puertas del municipio, una sesión extraordinaria del Concejo Deliberante (con los votos del oficialismo, sus aliados y el apoyo de los radicales) votó extender la "emergencia sanitaria" hasta noviembre. Esta "emergencia" le permite al intendente Gutiérrez extender el contrato de Covelia por ese lapso.

En los primeros días de julio, el Concejo Deliberante, con el voto del oficialismo y sus aliados, aprobó el nuevo pliego de licitación para la recolección privada de los residuos domiciliarios y la posibilidad de privatizar también la limpieza de plazas, paseos y recolección de ramas. Han destinado así 372 millones de pesos por cinco años de contrato, es decir 74 millones al año con la posibilidad de "readecuar" esos montos. Dos semanas después, Covelia envió telegramas anunciando el despido de todos sus trabajadores, lo que produjo la movilización de los recolectores de Quilmes y la posibilidad de un paro nacional de camioneros. Según denunció Camioneros habría un intento de parte de la municipalidad, por iniciativa del ministro De Vido, de pasar a los trabajadores al municipio desconociendo su convenio camionero, rama recolección, y pasarlos al régimen salarial de los municipales, lo que significaría reducir sus ingresos al ¡25 o 30%!

El ajuste en cascada, que arranca en Cristina y sigue por Scioli, llega a los municipios, contra los trabajadores y contra los vecinos degradando servicios. En febrero de este año, cuando la CGT dirigida por Moyano aún respondía a los intereses del gobierno de Cristina K, el intendente Gutiérrez extendió por seis meses el contrato de Covelia, vencido en ese momento, dejando atrás sus promesas "nacionales y populares"  de municipalización del servicio de recolección que había lanzado como candidato en 2007. Antes Cliba y Tuqsa, ahora Covelia, la recolección privada de residuos se embolsa años tras años más del 20% del presupuesto municipal. Hugo Moyano, secretario general de la CGT, denunció en esta ocasión el intento de Gutiérrez de rebajar el sueldo a sus afiliados del sindicato de camioneros, pero en ningún momento tomó nota de que los municipales de Quilmes, como la mayoría de los municipales bonaerenses, afiliados a la CGT, cobran salarios inferiores a los 2 mil pesos.

En los tres meses que quedan para terminar el nuevo contrato con Covelia, los vecinos y los trabajadores quilmeños, camioneros y municipales, tenemos que tomar las medidas necesarias para municipalizar el servicio de recolección de residuos. Los 372 millones de pesos que aprobó el Concejo Deliberante para una concesión de cinco años (más de 74 millones por año) alcanzan para proveer a la comuna del equipamiento necesario para prestar el servicio de recolección. Alcanzan para mantener los salarios y condiciones laborales de todos los compañeros recolectores y producir un ahorro de recursos que permitirá aumentar el sueldo a los trabajadores municipales.

Que se abran los libros contables del municipio y sean auditados por los trabajadores y los vecinos. Luego, que la asamblea obrera discuta el encuadramiento sindical.

Compartir