fbnoscript
4 de octubre de 2012 | #1242

Balance de la elección ceramista neuquina

El 27 de septiembre se realizaron las elecciones del SOECN, la cuarta elección luego del desplazamiento de la burocracia de los Montes. La novedad fue que, a diferencia de otras elecciones, votó alrededor del 90% de los afiliados. La existencia de una oposición (Lista Gris, IS, PCR) a la dirección Marrón (PTS e independientes) volcó al voto a casi la totalidad del padrón. La Gris canalizó, sólo en parte, el descontento frente al estado de las cooperativas de las distintas ceramistas y a la gestión de la Marrón. En Zanón, los resultados fueron: 66% Marrón y 31% Gris. En Stefani (pequeña Cooperativa de Cutral Co), 86% la Marrón y 12% la Gris. En Cerámica Neuquén (con patrón), 73% la Marrón y 22% la Gris. De conjunto, la Marrón obtuvo el 71% de los votos y la Gris el 28%. Como anticipamos, por el sistema D'Hont, la nueva conducción será compartida entre la Marrón y la Gris. Estos últimos ingresan con dos cargos vitales en cualquier sindicato: Secretaría Gremial, Tesorería y tres vocalías. Los resultados confirman la caracterización precedente en las páginas de esta Prensa Obrera. La Marrón-PTS perdió la tercera parte de los votos, que no es poca cosa. La mayor elección de la Gris fue en Zanón, lo que indica un descontento por la ausencia de una política para salir del ahogo que sufre la cooperativa, por parte del gobierno provincial. El resultado de esta elección pone de manifiesto el empantanamiento de la Marrón, la protesta por la inexistencia del cuerpo de delegados y la falta de convocatoria a una asamblea general del gremio, de un balance y un plan de acción para la etapa que sigue. El PTS no quiere ver la realidad cuando habla una "abrumadora" victoria, porque ignora que los votos que perdió no son la expresión de la pluralidad política de los obreros ceramistas sino del descontento con una situación productiva y salarial cada vez más degradada. "La expropiación del capital", la falsa jactancia con la que el PTS pobló de afiches las facultades, se manifiesta en un retroceso constante de la fuerza de trabajo. En las intervenciones en el acto de cierre de la jornada, sorprendentemente estuvo ausente la exigencia al gobierno de las garantías para la supervivencia de la gestión obrera. Se prolongaron las intrigas mutuas entre las listas que ahora integran la nueva dirección. Sobraron los ataques a los obreros que votaron a la Gris -"con la cabeza gacha" y "sin poder mirarnos a los ojos"-, según la Marrón, y cuestionamientos a que "otros compañeros piensen distinto". "La democracia obrera" del PTS ha sufrido un brutal deterioro con estas caracterizaciones. La elección expresa un impasse en donde estuvo ausente del debate la salida a la crisis de la gestión obrera ceramista en Neuquén.

Una salida Despejado el campo electoral y constituida la nueva conducción, llevaremos adelante la propuesta de proyecto parlamentario que hemos presentado desde el Partido Obrero a la bancada del Frente de Izquierda, de la que ambas tendencias forman parte. El proyecto se propone generar una movilización popular generalizada por sus objetivos. El proyecto plantea la obtención de garantías estatales en defensa de las cooperativas obreras y la defensa del convenio colectivo, el salario y las condiciones laborales de todos los obreros ceramistas en base a un planteo integral con la obra pública, la compra exclusiva por parte del Estado de la producción y la intervención directa de los obreros. El gobierno sapagista marcha en otra dirección. El presupuesto provincial se orienta al subsidio del capital, mientras los salarios están amordazados frente a la inflación. Lo cual, sumado a la parálisis de la obra pública y privada, condiciona aun más la producción ceramista. La tarea obrera y socialista del momento es contraponer un programa anticapitalista, que en el sindicato ceramista significa la superación del colapso de las fábricas (incluso el vaciamiento patronal de Cerámica Neuquén) y el incumplimiento de los aumentos acordados por la patronal. Se trata de un eje político sindical para poner en marcha las asambleas. Lucharemos por abrir una alternativa para la unidad de clase de todo el sindicato ceramista en Neuquén y en el país.

Patricia Jure

Compartir

Comentarios