fbnoscript
30 de mayo de 2013 | #1270

Exitosa movilización del clasismo

Contra el impuesto al salario y los topes a las asignaciones

En el entusiasmo de cada uno de los participantes, se pudo apreciar el éxito de la movilización clasista del pasado 24, por la anulación del impuesto a las ganancias sobre salarios y por asignaciones familiares para todos. La movilización, resuelta en un plenario convocado por el Sutna San Fernando, confirmó la bronca obrera por estos puntos. Pero también, el ascenso del clasismo y la creciente ruptura de sectores de trabajadores con el gobierno. Entre los participantes, unos 3.000 compañeros, corrió como reguero la noticia que dominó los espíritus de ese día: una docena de seccionales de Suteba, incluyendo La Matanza, la mayor seccional docente del país, fueron ganadas por la izquierda en el marco de una soberbia elección en toda la provincia.

Aunque de estas seccionales sólo estuvieron los principales dirigentes luego de escrutinios que duraron hasta la madrugada anterior, se estableció un hilo político entre esta movilización sin precedentes del clasismo y las victorias contra Baradel. Los contingentes fueron eminentemente proletarios. El más importante, desde luego, fue el de Fate, con cerca de cien compañeros, el Sitraic con unos 70 obreros de la construcción, luego Sealy de plásticos con decenas de delegados y activistas, otro tanto de la papelera Kimberley y así de corrido. Entre los cuerpos de delegados antiburocráticos gráficos que venían de protagonizar una gran actuación en el plenario del gremio, resaltó el debut de Impresores, el más reciente de todos ellos, con la totalidad de sus integrantes. También concurrieron internas metalúrgicas de varias seccionales, donde las de Avellaneda, como Motorarg, Bessiani y Zoloda movilizaron sectores de activistas junto a los delegados. Otro tanto ocurrió con Felfort -de la alimentación- y la gráfica Donnelly. Estuvieron delegados de Cables Lear (Smata), que sacaron un balance muy positivo de la movilización, así como activistas y delegados de sector de distintas plantas mecánicas.

AGD movilizó sectores de activistas de la universidad y se vio a los delegados de Ecotrans acompañados por compañeros de otras líneas, además de los compañeros del sector clasista de la 60. También se destacaron los delegados de izquierda recién electos y luchadores del Subte, con una buena delegación de ATM encabezada por Charly Pérez y también la presencia de Claudio Dellecarbonara. Fue fuerte la concurrencia de estatales, del Inta en primer lugar, pero también del Inti, de Educación La Plata y decenas de delegados y activistas de la seccional capital. En un mal horario para ellos, estuvieron algunos de los delegados paritarios de prensa, uno de los procesos políticos más vivos del momento. También asistieron los telefónicos de la Lista Naranja que integran el frente que disputará Foetra próximamente. Fue también importante la concurrencia de bancarios, de comercio de La Matanza y muchos otros.

Causa Ferroviaria se empeñó en la movida, sumando a sectores tercerizados del Sarmiento y el Roca. En estos momentos, se está armando entre la Gris y la Naranja (PTS) del Roca una lista de frente único para disputar el cuerpo de delegados. A ellos, se sumaron en el ministerio el “Pollo” Sobrero, Edgardo Reynoso y varios integrantes de la seccional Haedo. De Kraft concurrió un sector de la comisión interna. Un núcleo de delegados y activistas de Paty se destacó en las columnas.

La presencia de la juventud, convocada por la Fuba en torno al planteo de la lucha contra la tercerización, es una contribución que continúa una línea histórica de la presidencia del PO en la Federación, de apoyo al Casino, a McDonald's, los call centers, Atento, los tercerizados ferroviarios y otros.

El valor de semejante movilización por estas reivindicaciones se acentúa por el hecho de que, al tratarse de seccionales y cuerpos de delegados, no es posible todavía apoyarse en un paro. La propia movilización de Fate fue a contraturno, como la de todos los presentes.

Las perspectivas

La movida dejó expuesto un programa de clase en torno a estas reivindicaciones, que se enlazan con toda la lucha del movimiento obrero. La batalla por un salario mínimo equivalente a la canasta familiar y por el 35% en las paritarias, común a todos los convocantes, supone también una lucha contra el impuesto al salario y las asignaciones, ya que de continuar lo que se consiguiese en la lucha se lo llevaría el Estado. Hemos denunciado que esos fondos son para pagar deuda externa o subsidios a los capitalistas, introduciendo un ángulo socialista en la formulación del planteo. Hemos refutado, por lo tanto, que se trate de una redistribución de la riqueza como la plantea, precisamente, la burocracia del Sutna alineada con Yasky.

Desde luego, la movilización conjunta del clasismo permitió que todos los delegados y activistas presentes se reconocieran en un movimiento de conjunto. Ello refuerza todas las luchas fabriles, así como la recuperación de nuevas posiciones en el movimiento sindical.

Pero en torno al impuesto al salario se abre una nueva fase muy precisa. Los trabajadores de Fate y de innumerables fábricas se interesaron en la conquista de un sector de los trabajadores de prensa que lograron que la patronal de Tiempo Argentino absorba el 50% del impuesto. En esta línea, una reunión conjunta de agrupaciones de Siderca y de Acindar de Villa Constitución votaron lanzar una campaña en las plantas con ese objetivo. Fate ya discute ese camino. Este y otros puntos serán parte del temario en el plenario de balance de la actividad a realizarse el próximo 8 de junio en la sede del Sutna San Fernando. Un gran avance, al que la Coordinadora Sindical Clasista y el PO seguirán contribuyendo con todo.

Compartir

Comentarios