fbnoscript
6 de junio de 2013 | #1271

Tomada, peón de Corpos y Korpos

El 7, paro general
Por
Rubén Schofrin Delegados paritarios UTPBAy Leo Villafañe

El gremio de prensa enfrentó la semana pasada una nueva ofensiva combinada de las patronales de las dos corpos (kirchneristas y opositoras), junto con la cartera laboral, para levantar el plan de lucha semanal votado por el plenario de delegados paritarios.

En la audiencia convocada en el Ministerio de Trabajo, los representantes de Magnetto y Tomada presionaron brutalmente para desactivar las medidas de lucha resueltas por los trabajadores a cambio de reanudar la negociación paritaria, sin alterar en lo más mínimo el marco de la miserable oferta patronal: 19% no remunerativo en tres cuotas no acumulativas a terminar de cobrar en 2014, aplicada sólo a los básicos de convenio. Ello implica excluir de la base de cálculo los pagos "a cuenta de convenio" y con cláusulas de absorción que implican cero por ciento de aumento para quienes están por arriba de esos básicos miserables y dibujados.

A todo esto, hay que agregar que se mantenía la pretensión patronal de fragmentar la negociación aplicando el aumento a distintas escalas y su negativa a realizar una oferta integral, que incluya el tema de la antigüedad, la guardería y las reivindicaciones que levantamos para los compañeros colaboradores.

El Ministerio de Trabajo chantajeó a la delegación paritaria del gremio a levantar inmediatamente las medidas, bajo la amenaza de decretar la conciliación obligatoria. Frente a la miserable propuesta patronal, la delegación sindical denunció que una medida de este tipo sólo podía favorecer a los Magnetto y a los Szpolski.

La delegación sindical rechazó la propuesta y obligó a la representación patronal a seguir la negociación en el marco de los paros diarios de dos horas y las asambleas masivas en todas las empresas. Mientras esto ocurría en los pisos superiores del ministerio, otra masiva concentración en la calle, a cuyas banderas y carteles de siempre (para identificar a las empresas) se habían sumado nuevas con la consigna del paro general, se mostró todavía más combativa que las precedentes.

Finalmente, las patronales se comprometieron a traer una nueva propuesta salarial para la octava audiencia.

En el marco del plan de lucha semanal de paros, asambleas y quites de firmas, los trabajadores de Atlántida-Televisa, donde se editan las históricas Gente, Billiken y Para Ti, impusieron por primera vez en la casi centenaria trayectoria de esas publicaciones el retiro de firmas y obtuvieron un aumento salarial para enero, febrero y marzo (tenían vencido el acuerdo desde el 31 de diciembre) sin aceptar el chantaje patronal de "discutir todo el aumento de 2013 por fuera de la paritaria general".

En paralelo, las asambleas que se realizaron durante la misma jornada del jueves reforzaron la convicción de la necesidad del paro general, que ya empezó a vislumbrarse en los mandatos votados para el plenario de paritarios y en la masiva concentración frente al Ministerio de Trabajo.

Compartir

Comentarios