fbnoscript
25 de julio de 2013 | #1278

Recuperemos el sindicato para los trabajadores

Llamamiento al gremio de prensa

Las recientes paritarias de prensa escrita fueron el resultado de un profundo proceso de luchas por abajo, que cristalizó años de duras peleas en defensa de los puestos de trabajo, por aumentos por empresa, y por la puesta en pie de comisiones internas en las redacciones desorganizadas. De ninguna manera fueron el producto de una iniciativa tomada por una conducción gremial completamente agotada, cuya única función, durante las últimas décadas, ha sido el vaciamiento sistemático de la organización sindical.

Las paritarias de diarios en 2012 y la del conjunto de la prensa escrita en 2013 se lograron gracias a la tenaz lucha de los delegados, activistas y agrupaciones que lograron imponerle a la conducción de la UTPBA la representación de paritarios electos en asamblea, que es un precedente importantísimo para todo el movimiento obrero. La dirección de la UTPBA, jugó un papel parasitario, totalmente superada y separada de la lucha paritaria. Esto quedó de manifiesto en su ninguneo a las históricas movilizaciones que protagonizamos los trabajadores de prensa el 7 de junio en AEDBA y La Nación o el 26 de junio frente a Clarín y Ambito, o la de Infobae y Tiempo, o las del Ministerio de Trabajo. No sólo no movilizó a nadie sino que ni siquiera se atrevió a llevar una bandera.

Por el contrario, las únicas dos ocasiones en que la dirección del sindicato decidió realizar una "movida" de algún tipo fue contra los mismos trabajadores en lucha. Primero, hicieron una de aparato (con "barra" ajena al gremio, para "bancar" a la comisión directiva en un asado) y después, en pleno auge de la lucha paritaria, llevaron a unos cuantos jubilados y -otra vez- gente ajena al gremio para hacer fraude en la asamblea de junta electoral.

Es una conducción sindical que no tiene nada para dar al gremio.

La burocracia de la UTPBA fue un factor de bloqueo durante estos meses, ya que operó en contra de la orientación hacia la lucha que desarrollamos los compañeros de la prensa escrita. Así, fue a pesar de ella que los trabajadores lograron un gran triunfo, gracias a la solidez de la organización del cuerpo de delegados paritarios. Y si la victoria no fue mayor, entre otras cosas fue por la falta de un sindicato que estuviera al servicio de la pelea por la paritaria.

Tras la asamblea fraudulenta de junta electoral, quedan sólo dos meses y medio antes de las elecciones para comisión directiva. Los delegados gremiales y paritarios de la prensa escrita, así como los de las ramas de televisión y de radio, y los activistas, trabajadores y agrupaciones que participamos activamente de los procesos de lucha del último período, deberemos poner manos a la obra para recuperar nuestro sindicato.

La crisis de la dirección de la UTPBA se ha agudizado durante los últimos años, con el alejamiento de importantes sectores que eran un punto de apoyo para perpetuarse en el poder. Hoy se encuentran reducidos a su mínima expresión, casi sin representación en las redacciones, en las radios o en los canales de televisión.

La Naranja de Prensa realiza un llamado al conjunto del gremio -el verdadero- en todas sus ramas y expresiones a poner en pie un frente para recuperar nuestro sindicato y refundar nuestra organización gremial con un programa basado en la democracia sindical y las reivindicaciones de los trabajadores.

Ya logramos una conquista histórica con la recuperación del convenio único de prensa escrita después de casi cuatro décadas. Ahora vamos por la recuperación de nuestro sindicato.

Compartir

Comentarios