fbnoscript
29 de agosto de 2013 | #1283

Ofensiva patronal y respuesta obrera

Mercedes - Metalúrgica Borroni

La metalúrgica Borroni lanzó un ataque en regla y despidió a dos dirigentes gremiales, los compañeros Guerra y Collado. La fábrica paró en masa y fue tomada. El gobierno dictó la conciliación obligatoria con los despedidos adentro. Mercedes está pasando por una etapa de ajustes patronales que adelantan la crisis por venir.

Al desguace de la textil Guilford, inaugurada por Cristina en 2010, se le suman despidos en Effem, multinacional de alimentos balanceados, y despidos en comercio.

Borroni tiene una experiencia de lucha muy importante. Hace unos años, conquistó el derecho de elegir sus delegados. Esto llevó a los obreros a enfrentarse con la dirección regional de la UOM que incluso llegó a desafiliar a Guerra. Por maniobras patronal-sindicales, él y Collado no pudieron presentarse como delegados.

Los despidos de Guerra y Collado fueron enfrentados con un fuerte piquete que duró 48 horas, demostrando la unidad obrera de la planta y la decisión de los compañeros de fortalecer la comisión interna -hoy limitada a un puñado de delegados, cuando en realidad deberían ser nueve.

El ataque a los compañeros no es fortuito. La patronal prepara las condiciones para imponer despidos y avanzar sobre reivindicaciones obreras. La patronal cuenta como cómplices a la burocracia de la UOM, que niega las elecciones de delegados, y al gobierno, que mediante el Ministerio de Trabajo interviene para favorecerla.

Desde el PO Mercedes, llamamos a los delegados y trabajadores a un estado de alerta para derrotar definitivamente el intento de despido (la conciliación vence en unos días) y preparar la respuesta obrera frente a la ofensiva patronal.

A continuación, presentamos un reportaje al compañero despedido y reincorporado por la lucha, Jesús Guerra.

-¿Por qué se inicia el conflicto?

Guerra: -El conflicto se inicia por los despidos del compañero Jorge Collado y el despido mío. Ya veníamos con malos tratos, expulsiones gremiales. Estamos continuamente hostigados, tenemos compañeros con carpeta psiquiátrica (...). A raíz de esto se decidió paralizar la planta y armar un petitorio.

-¿Qué otras acciones llevaron a cabo?

-Se hizo el clásico piquete... quemar gomas, comer unos chori, meta bombos. Tuvimos la compañía de gremios que han venido a apoyar y hoy nos encontramos con que el Ministerio de Trabajo dictó conciliación obligatoria, con lo cual se vuelve a foja cero los despidos y la asamblea resolvió que el problema es el de siempre: el supervisor que hostiga y maltrata (...) junto al señor gerente (...), a raíz de esto se decidió ir al paro. Pero como iba a venir una inspección de ISO a la empresa, le convenía tener la planta trabajando y por eso creo que se dictó la conciliación obligatori

-La dirección de la UOM, ¿qué papel jugó?

-La acción de la UOM es la misma de siempre, no participa (...) ¿dicen que representan a los trabajadores? Bueno, ¡que hagan elecciones libres y democráticas como quieren todos los trabajadores!

-¿Ustedes, además, están pidiendo elecciones?

-Si estamos pidiendo que haya en María Laura y en AB (nombres de empresas internas dentro de la planta Borroni) y en Aceros Borroni, y el punto a pedir es como marcan las leyes sindicales.

En esta nota:

Compartir