fbnoscript
19 de septiembre de 2013 | #1286

Suspenden las elecciones en la UTPBA

La Justicia obliga a la burocracia a entregar los padrones
Por Rubén Schofrin
Candidato a secretario gremial por el Frente Unidad para Luchar, Lista Multicolor

La jueza María D'Agnillo, del fuero laboral, ha suspendido las elecciones en la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (las que iban a desarrollarse los días 26 y 27 de este mes). El fallo hace lugar a las impugnaciones que presentó La Multicolor de Prensa, "Frente Unidad para Luchar", ante el fraude escandaloso que preparaba la burocracia de la UTPBA. La trampa era de tal magnitud que los comicios se iban a desarrollar sin padrón general ni de cada empresa. La jueza obliga a la inmediata entrega del padrón a nuestra lista o dejarlo en custodia en el Ministerio de Trabajo. Horas antes de este fallo, se realizó una audiencia "conciliatoria" en ese ministerio. Ahí, a pesar de quedar en evidencia que la burocracia había violado la normativa vigente, la cartera laboral le pidió a la UTPBA que corrigiera el "error", dando por válido todo el proceso. "No es costumbre de este ministerio suspender un comicio", dijo la directora nacional de Asociaciones Sindicales del ministerio, Elena Otaola, frente a este fraude monumental. Es obvio por qué la burocracia sindical de todo pelaje considera a ésta una década ganada. El fallo de la jueza no está firme. Puede ser apelado por la burocracia y, de esta forma, mantener los comicios fraudulentos. Los plazos se acortan y la apelación podría terminar en la Cámara. La campaña contra el fraude de La Multicolor debe tomar ahora un vuelco mayor, ya que el padrón trucho es la base del fraude. En un gremio vaciado de afiliados (menos de un 20% del total de los trabajadores), la burocracia se vale de "afiliados" aportados por punteros kirchneristas, sabbatellistas y radicales del conurbano, quienes votan en masa en radios FM sometidas a la "pauta oficial" y en la sede sindical, por lo que se puede manipular los resultados. Hace tres años, la oposición ganó en las empresas periodísticas con el 54%, pero quedó relegada a un 22% como consecuencia del padrón trucho e inflado. La Naranja y La Multicolor lucharán para quebrar el fraude que ya está en marcha. No sólo juntando centenares de fiscales para controlar los comicios, sino también, llevando la denuncia pública al Ministerio de Trabajo y la Justicia. Hasta el momento, la cartera laboral ha jugado abiertamente a favor de la manipulación de la junta electoral y del padrón trucho.

La gran movilización por las paritarias de este año ahondó el abismo entre la conducción y el gremio de prensa. Además de la pérdida (desde hace años) del control en las empresas de prensa escrita, la burocracia ha sufrido nuevos golpes (como el alejamiento de las comisiones internas de las radios y de los canales de TV). En el caso de los medios del Estado, tanto los trabajadores de Radio Nacional como los de la TV Pública han seguido el camino de los de la agencia oficial Télam y rompieron con la burocracia.

La Multicolor es el resultado de un acuerdo entre La Naranja y un conjunto de agrupaciones partidarias de la ley de medios K, volcadas a un proceso de organización del gremio contra la burocracia. El porvenir de la lista y, por lo tanto, su propio desarrollo electoral se deben basar en orientarse como un poderoso frente de lucha de todo el activismo -como sucediera en Ctera, en Telefónicos y, recientemente, en el sindicato de Músicos- y denunciar do la complicidad del Ministerio de Trabajo y el gobierno en la perpetuación de una burocracia podrida que hace 27 años parasita a los trabajadores de prensa. ¡Vamos con La Multicolor!

En esta nota:

Compartir

Comentarios