fbnoscript
21 de noviembre de 2013 | #1294

Triunfo en Synthon

Cordón industrial de San Lorenzo

El miércoles 13 se levantó la medida de fuerza en la multinacional farmacoquímica Synthon, con una victoria obrera.

Luego de ocho días de paro de dos horas por turno y un lock-out de cinco días, los trabajadores obtuvieron los reclamos planteados y algo más. La contundencia de la medida se debe a la labor sistemática de los trabajadores en la formación de un grupo homogéneo, plenamente democrático y de mutua solidaridad. El plan de lucha votado en asamblea general, se llevó a cabo junto con asambleas en cada turno (durante el paro) y otras tres asambleas generales en los ocho días de conflictos: la última dio el mandato a los delegados de firmar lo acordado previamente con la patronal.

Los reclamos de re-categorización iniciados por los delegados en diciembre de 2011 habían sido desestimados por la empresa, que a su vez impulsó una avanzada contra la organización, colocando cámaras de vigilancia en cada sector de producción y aplicando "cambios de turno castigo" (que disminuían a la mitad el salario de bolsillo) a quienes se acercaban al grupo para afiliarse. El despido sin causa de dos operadores a fin de abril había recibido una contundente respuesta con un paro total de la producción, que duró apenas 20 horas porque la empresa se vio obligada a replegarse.

La empresa, de capitales holandeses, en el último año invirtió 22 millones de dólares -según los medios locales- en dos plantas nuevas de producción, junto con la compra de dos lotes linderos a la planta por más de 1,5 millones de dólares. Pero las diferencias de categorías reclamadas representan 3 pesos la hora, equivalentes a 600 pesos al mes. Las comisiones internas de las plantas vecinas Varteco y Akzo Nobel (ambas ex ICI) se pronunciaron a favor de los trabajadores en sendas notas y se pusieron a disposición, acción que motivó la lucha y demostró una vez más el interés de los trabajadores de confluir en la unidad de clase ante los avances patronales.

El resultado fue categórico. Finalizado el conflicto, se lograron las recategorizaciones reclamadas, se estableció personal mínimo para la planta en funcionamiento, se acordó el retorno al turno de uno de los compañeros castigados y un compromiso de la empresa a discutir un convenio interno en el lapso de ocho meses.

En esta nota:

Compartir