fbnoscript
28 de noviembre de 2013 | #1295

"La paritaria de la UOM quedó corta"

Christian Miguez, delegado de la UOM de Villa Constitución, en el plenario obrero del Sutna

-¿Qué balance hacés de las elecciones del 27 de octubre y de las más recientes de Salta?

-El balance es muy positivo porque puso dentro de los medios una discusión que la podíamos llevar sólo los militantes. Hoy, son muchos los compañeros que te vienen a preguntar justamente cuál es el balance de la elección. Te da la pauta de empezar a discutir seriamente lo que es el crecimiento de la izquierda dentro del movimiento obrero. Es un empuje importante para la actividad de la militancia dentro de la fábrica. Se abre un cuestionamiento real a partir de las comparaciones entre lo que son los partidos tradicionales y las posiciones de los partidos de izquierda. Un ejemplo claro es lo del impuesto a las ganancias: nosotros vamos por la abolición y los partidos patronales lo tomaron como parche para descomprimir el movimiento que se empezaba a generar. Y está claro que de acá al inicio del próximo año vamos a tener un nuevo empuje, porque este parche ya revienta. Ellos están necesitando recolectar muchos más impuestos porque las arcas se están vaciando y directamente van a ir contra el pueblo trabajador. Es una instancia en la cual, con una posición concreta desde el Frente de Izquierda y las organizaciones dentro de las fábricas, podemos dar un canal a los compañeros para que salgan a la lucha en defensa de su salario.

-¿Cómo han colaborado estos plenarios del Sutna en este empeño que describís por ganar la conciencia de los compañeros?

-Yo he participado únicamente del segundo plenario. Las resoluciones llegaron a Villa Constitución; es más, volanteamos las movilizaciones que se hicieron contra el impuesto al salario. Despiertan el cuestionamiento de los compañeros hacia la burocracia de Villa Constitución. Dentro de la planta de Acindar, respecto del impuesto al salario, se hicieron dos movilizaciones internas en las que se juntaron las firmas y se las presentaron a la empresa, reclamándole que se haga cargo. El problema de todas estas instancias es que terminan siendo canalizadas por la burocracia que hoy dirige el sindicato y termina descomprimiendo la situación. Pero la mentira no la van a poder sostener eternamente. Es cuestión de tiempo. La victoria está al caer.

-¿Sería importante en este cuadro que este plenario resuelva movilizar por el doble aguinaldo y la reapertura de las paritarias?

-El planteo es concreto. Es más, dentro de la planta -más allá de que Caló arregló el aumento en dos tramos y en Acindar se terminó arreglando en tres y el último tramo lo vamos a terminar cobrando en diciembre-, estamos en un proceso de recategorización de los compañeros. Todo el tiempo te están reclamando que la paritaria quedó muy corta. Más allá de que sea un doble aguinaldo o algún tipo de acuerdo como sucedió en Córdoba, creo que la gente lo va a apoyar y va a salir a manifestarse. Respecto de lo de Micheli, sabemos que las centrales sindicales son cinco y eso es un problema para todos los trabajadores y es una discusión seria que nos estamos debiendo. Ese camino es el de la victoria de la burocracia y del Estado por sobre la clase obrera. Es un debate que nos debemos los trabajadores de cómo nos agrupamos realmente por fuera de la burocracia y del Estado.

En esta nota:

Compartir

Comentarios