fbnoscript
19 de diciembre de 2013 | #1298

COMERCIO TMT: gran respuesta obrera contra el fraude

Los trabajadores de TMT, agencia de repositores externos, protagonizaron una extraordinaria jornada de lucha en defensa de su organización gremial. El mismo día que debían realizarse las elecciones de renovación de delegados (la empresa cuenta con unos 100 trabajadores en la zona), la patronal presentó un padrón trucho de ¡350!; y reclutó, por intermedio de un delegado de Cavalieri, micros y personal en la Capital para llevar a votar por sus candidatos, que se postularon pocas horas antes. Además, desplegó una patota que se paseaba impunemente entre la plaza principal de Morón y la sede del gremio. Todo esto, con la obvia complicidad del Seoca (sindicato de comercio de la zona oeste) que pretendió dejar correr el padrón inflado (con el burdo argumento de que "si la patronal presenta una declaración jurada no se puede hacer nada") y rechazó incluso la postulación de otro compañero, hecha en tiempo y con el aval de la base. Desde muy temprano, decenas de trabajadores se plantaron en la puerta del edificio sindical para impedir el fraude. La disposición de los compañeros fue tan enérgica que la dirección del sindicato propuso la suspensión de las elecciones, y la patota se retiró. El acta labrada confirma la suspensión de los comicios, debido a las enormes irregularidades constatadas, y estipula una reconvocatoria electoral en un plazo no mayor a los 30 días, a la vez que reconoce al actual delegado, Carlos Andrada, como legítimo representante de sus compañeros. Una asamblea posterior votó por aclamación la realización de medidas de fuerza ante cualquier tipo de represalia patronal. Los repositores externos son el sector más explotado del gremio. Además de estar casi todos tercerizados, desarrollan su jornada laboral en varios mercados, soportan a varias patronales (agencia, mercados, marca), y son víctimas de graves enfermedades laborales como hernias de disco. La dispersión de los compañeros acentúa las dificultades para organizarse. El objetivo de la empresa es impedir que se extienda la organización a otras regionales y allanar el terreno a suspensiones, despidos y ataques a las condiciones de trabajo. La respuesta obrera evitó que se consumara un fraude escandaloso. Ahora viene la lucha por lograr elecciones democráticas y por la organización de todos los repositores externos.

Corresponsal

En esta nota:

Compartir

Comentarios