fbnoscript
19 de diciembre de 2013 | #1298

Sindicato del Subte: Por la personería, el salario y las condiciones de trabajo

Plan de acción. Fuera la UTA

El sindicato del subte (AGTSyP) está cumpliendo los trámites de obtención de personería gremial, donde debe demostrar que tiene más afiliados que la adversaria UTA, en determinada proporción. Las audiencias en el ministerio y los procesos judiciales pueden extenderse durante muchos meses. Incluso cada gremio ha hecho saber, por su parte, que el triunfo de uno de ellos en esta compulsa no implicaría legalmente la desaparición del otro ni la exclusión de ninguno en la discusión de los convenios.

La dirección kirchnerista de la AGTSyP viene planteando que este trámite, totalmente burocrático por el momento, es el centro de la preocupación y de la energía del sindicato, por encima de cualquier otra cuestión. Así, por ejemplo, ante el reclamo de asambleas de varios sectores por una bonificación extraordinaria para fin de año, se ha limitado a enviar una carta a la empresa, solicitando un reconocimiento por la colaboración brindada a las nuevas autoridades del gobierno de la Ciudad. Esto, sin ninguna expectativa de obtenerlo y sin la preparación de ninguna medida ante una negativa patronal. Tampoco aceptó adherir a la movilización por el doble aguinaldo que encabezó el Sutna San Fernando.

Con similar estilo, no ha tomado ninguna iniciativa en relación con el estado gravísimo del material rodante y el déficit escandaloso de mantenimiento, ni contra la campaña macrista, culpando de ello a los "metrodelegados". Las denuncias, perfectamente documentadas, de delegados de talleres y de tráfico son más que preocupantes. Una de las formaciones españolas presentadas como "nuevas" en la Línea B -pero con 40 años reales de antigüedad- rompió una zapata colectora de energía, destruyendo una maquinaria de cambio de las vías y con peligro cierto de descarrilamiento. Otro tren, de los que fueron enviados hacia talleres de terceros privados, volvió luego de seis meses, en un estado deplorable. Es un fraude, en términos de la inversión declarada y del vaciamiento relativo que implica de los talleres propios, tema permanentemente denunciado por los delegados de los mecánicos.

¿Qué relación tiene esta conducta de parálisis del sindicato ante cuestiones cruciales y el trámite de la personería? Con un gremio inerte, por su subordinación a la política de la patronal y el gobierno de turno, el trámite se limita a una competencia con la UTA, por la mayor eficacia en regimentar los reclamos y administrar los conflictos. Pero la AGTSyP nació, en las aspiraciones de la base del subte, como una ruptura con la burocracia patoteril de la UTA, a los fines de fortalecer las luchas emprendidas, sacudiéndose la loza burocrática y con el propósito, a término, de expulsar del subte al gremio usurpador. "Chau UTA" fue el slogan popularizado entonces. Pero la subordinación de la actual conducción al gobierno kirchnerista la colocó en el terreno de una cohabitación con la UTA -también kirchnerista- para ver quién se gana el padrinazgo del gobierno y su ministerio. En estos términos burocráticos, la "compulsa" no pasa de ser una pugna de aparatos por los favores del Estado. En su inacción ante la ofensiva macrista, los kirchneristas del subte prolongan su subordinación al gobierno nacional. En este cuadro, de desmovilización, el desenlace del trámite pasa a depender exclusivamente de las disputas al interior de la burocracia sindical y de las fracciones patronales que hoy se disputan la sucesión política. Esta directiva se limita a cruzar los dedos para que el pulgar de Tomada se levante para este lado y en todos los casos, luego de un largo proceso administrativo que se prolongará en engorrosa judicialización.

La propuesta de la Agrupación de Trabajadores de Metrovías es que el sindicato formule urgentemente una agenda de los problemas más urgentes -bonificación de fin de año, mantenimiento, seguridad, personal necesario con ingreso por bolsa de trabajo e inversiones en material rodante y repuestos, promoción de cargos suficientes de conductores y guardas. Con este reclamo exigir una paritaria urgente con la empresa y el gobierno, y poner al sindicato en pie de movilización. Sólo en un cuadro de esas características, el reclamo de la personería gana contenido, como parte de la lucha del sindicato del subte y la expulsión definitiva de la UTA.

En esta nota:

Compartir

Comentarios