fbnoscript
13 de febrero de 2014 | #1302

El 24, al Ministerio de Trabajo de Morón

 Despidos en Ecotrans

El lunes 3 de febrero, el grupo Cirigliano -dueño del grupo Plaza- despidió a 45 trabajadores de la cabecera de Merlo. De inmediato, los delegados convocaron a una asamblea, que resolvió el paro total hasta la reincorporación. A las pocas horas, el Ministerio de Trabajo de Morón dictó la conciliación obligatoria por 20 días con el reingreso de todos los compañeros a sus puestos de trabajo.

Estos despidos, a poco tiempo de las elecciones de delegados, claramente constituyen una nueva maniobra de la patronal contra los delegados que han protagonizado enormes luchas y que ahora encabezan una campaña contra el desguace de la empresa (denunciando la falta de insumos, repuestos y herramientas) -lo que coloca en grave riesgo a los trabajadores y a más de 200 mil usuarios diarios de este medio de transporte.

El riesgo de un "accidente" fatal está en el orden del día. Los coches viajan saturados de pasajeros, dado que sus principales líneas hacen el mismo recorrido que el deteriorado tren Sarmiento. Luego de las diez de la noche, la situación se agudiza debido al corte del servicio ferroviario.

Se han realizado innumerables denuncias en la Secretaría de Transporte. Jaime en su momento y Randazzo en la última etapa son cómplices de la situación de Ecotrans. El grupo Plaza recibe "subsidios extraordinarios", mientras la situación del transporte en el oeste es insostenible.

La misma patronal que está en el banquillo de los acusados por las 51 muertes en la masacre de Once, mantiene la concesión de Ecotrans (además de Tatsa y Emfer) y, como en el tren, pretende avanzar en el vaciamiento y el desguace poniendo en riesgo la vida de miles de trabajadores.

Los despidos en Ecotrans tienen el sentido de quebrar la organización de los trabajadores frente a este nuevo intento de la patronal vaciadora de dejar a cientos de choferes en la calle y a los trabajadores de la zona oeste sin transporte. En el caso de Marcos Paz, por ejemplo, el único medio público para salir y entrar del distrito es la Línea 136, que de desaparecer dejaría completamente aislada toda la zona.

Convirtamos la lucha por la reincorporación definitiva de los compañeros y contra el vaciamiento de los Cirigliano en una causa popular. Llamamos a todos los trabajadores de la zona oeste a formar parte de esta gran pelea. El 24 de febrero se realizará una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo de Morón. Respondamos con una gran movilización contra los que ponen en riesgo la vida de trabajadores y vecinos.

J. P. R.

Compartir

Comentarios