fbnoscript
2 de abril de 2014 | #1308

Paro nacional de los docentes universitarios por la reapertura de paritarias

EXCLUSIVO DE INTERNET

El 27 y 28 de marzo los docentes universitarios de todo el país volvieron al paro por la reapertura de las paritarias (congeladas por 16 meses) y por un convenio colectivo de trabajo que dé cuenta de la estabilidad y el salario. La jornada es la continuidad del paro y la movilización convocada por la CTA y la CSC el 12 y de una extraordinaria participación de más de 200 compañeros de la UBA en la última marcha del 24 de marzo. Con niveles distintos de acatamiento y adhesión casi total en San Juan, Cuyo y Tucumán, una paralización de los preuniversitarios de la UBA y decenas de actividades y clases públicas en todo el país, el paro inicia toda una semana de agitación sobre las universidades nacionales que concluirá en un gran acampe frente al Ministerio de Educación el 8 de abril junto a la Fuba, en el comienzo de un nuevo paro nacional de 48 horas. El gobierno se niega rotundamente a reabrir la paritaria, entregada por 16 meses por las burocracias sindicales de Aduba, Ctera, Feduba y UDA, congelando nuestro salario en medio del gran ajuste que está en marcha. La última cuota de aumento del 7 por ciento, que cobramos en febrero, fue licuada por la inflación -reconocida por el Indec- de los primeros meses del año. La burocracia kirchnerista de Conadu largó una insólita campaña para "cuidar los precios", convalidando la política el ajuste del gobierno "popular". También por el convenio Sumado a esto, la histórica lucha por el convenio colectivo de trabajo (los docentes universitarios son los únicos trabajadores que carecen de uno) pretende ser bastardeada con la firma de un convenio que no contempla la eliminación del trabajo gratuito y la flexibilización laboral, sin equiparación salarial con los preuniversitarios (o sea un CCT con dos salarios). Además avanza en el formato de un "convenio por universidad" ya que deja en mano de las camarillas universitarias la aplicación o no del mismo. La firma del convenio en pocas semanas pretende ser usada además como taparrabos para ocultar el congelamiento salarial. El plan de lucha enfrenta un gran acuerdo entre el gobierno nacional, las burocracias sindicales y las camarillas universitarias para hacer pasar el ajuste en la universidad, de la mano del sostenimiento de todo un andamiaje de flexibilización laboral. Los universitarios, sin embargo, ya tomaron nota de la enorme lucha de los docentes de los otros niveles educativos. Como símbolo de esto se realizó un gran acto en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, con representantes docentes en lucha de toda la provincia. Las intervenciones del secretario general de la AGD Santiago Gándara y de Romina Del Plá, secretaria general de Suteba La Matanza, denunciando las precarias condiciones de trabajo y el deterioro sistemático de los salarios y de la educación pública mostraron un mismo horizonte reivindicativo y de lucha.

Corresponsal

Compartir

Comentarios