fbnoscript
22 de mayo de 2014 | #1315

Clarín lucha contra la "convergencia" y se prepara para la paritaria

Asambleas de 300 trabajadores, de más de dos horas y media de duración, votaron la lucha contra el proyecto de "convergencia de redacciones" que quiere imponer la empresa, un esquema profundo de precarización laboral y del oficio.

En la última asamblea del 15 de mayo se votó continuar con el quite de colaboración en el marco del proceso de unidad entre "papel" y "web" hasta tanto "la empresa dé respuestas ciertas y establezca plazos concretos sobre los reclamos entregados por la Comisión Interna", entre ellos un aumento que compense la inflación, con la prioridad puesta en los trabajadores de La Razón, que cobran sueldos de 3.500 pesos y entregan facturas como monotributistas.

Fue el segundo pronunciamiento en una semana. Una asamblea había resuelto por unanimidad que se debía suspender el inicio programado de la mentada convergencia.

En un artículo publicado en el mismo Clarín, los directores periodísticos del diario señalaron que "el proceso de convergencia que inicia Clarín implicará que todos los periodistas trabajen para todas las plataformas". Toda una confesión: la empresa, bajo la bandera del "desarrollo tecnológico", busca desplegar un modelo de precarización basado en la sobreexplotación de los trabajadores de prensa.

En los últimos meses, en Agea, los más de cien colaboradores que "recortaron" los despidos encubiertos en el área de Deportes, los retiros voluntarios abiertos y las redacciones cada vez más vacías apuntan en esa dirección: de menos trabajadores para más trabajo.

Estas condiciones no sólo implican una flexibilización de los derechos laborales, sino un acelerado e inexorable proceso de degradación del oficio periodístico con la extinción de las especializaciones. A eso van todas las patronales de prensa, como sucede con los Olmos (Crónica y BAE) que directamente apela a la violencia física para imponer su modelo y liquidar la organización gremial.

A principios de mayo hubo una gran jornada de protesta en Clarín contra el trabajo no registrado y por el atraso en el pago de sueldos. Esa jornada -al igual que estas nuevas asambleas frente a la "convergencia"- ponen en tiempo presente el espíritu de lucha del año pasado y reflejan que el gremio de prensa está de pie y dispuesto a dar pelea en el comienzo de la paritaria.

Corresponsal

Compartir

Comentarios