fbnoscript
10 de julio de 2014 | #1322

Se impuso seguir la lucha

DOCENTES UNIVERSITARIOS

OLYMPUS DIGITAL CAMERA  

Foto: Miles Harvey

El Congreso de Conadu Histórica resolvió no firmar la oferta salarial del gobierno y continuar el plan de lucha con las distintas modalidades que decida cada asociación . También, ir preparando el no inicio y la posible afectación de los exámenes, con distintas actividades en el receso invernal.

Se trata de un triunfo del sector combativo de la Conadu Histórica, que se impuso luego de un debate con los sectores K de la propia dirigencia, que en unidad con la Lista Azul y Blanca del PJ, proponían el levantamiento de la huelga, con algún tipo de firma para no quedar afuera de la cuota de solidaridad: el soborno de los gobiernos sobre los sindicatos. Esta votación produjo la división, asimismo de la conducción de la Conadu Histórica (liderada por michelistas), que ya se venía manifestando. En este enfrentamiento se jugó algo más que la posición frente a una huelga porque se arriesgaba el propio futuro de la Federación, si la Conadu Histórica se sumaba a las burocracias sindicales luego de denunciar a quienes entregan el salario.

La gran huelga que se generó en Tucumán hoy sigue vigente en todo el país. Tucumán, Cuyo y San Luis continúan en paro por tiempo indeterminado; en el resto de las universidades los docentes repudian la propuesta y, con distintas medidas, se mantiene la huelga o se prepara el no inicio. En Rosario y Río Cuarto hay sublevación contra la Conadu-Yasky, federación a la que pertenecen, por haber vuelto a entregarlos. Se ha desarrollado un movimiento que desde 2005 no se veía entre los docentes universitarios, a partir del cual puede quebrarse el acuerdo salarial que impuso el gobierno con la firma de las federaciones que responden al oficialismo.

Las divisiones en la dirigencia y la imposición de la lucha, desde las bases a las direcciones de varias asociaciones (Tucumán, Misiones), abren un nuevo escenario. No solamente en la pelea por las condiciones salariales y de trabajo, sino en la posibilidad cambiar el mapa gremial, con la superación de las direcciones burocráticas gubernamentales.

El próximo período, coincidente con los recesos invernales, tiene que ser aprovechado para reforzar al movimiento de conjunto y, en particular, en aquellas asociaciones como Tucumán que han sido vitales para instalar tan importante movimiento nacional. Un gran desafío para toda la Naranja Nacional que está jugando un papel central en la dirección de este movimiento.

Ileana Celotto, secretaria general AGD-UBA

Compartir

Comentarios