fbnoscript
17 de julio de 2014 | #1323

Mendoza: la CTA por reapertura de paritarias

 La UCR y el FpV acuerdan ajuste y endeudamiento

Mendoza la CTA por reapertura de paritarias

El acuerdo de gobernabilidad implícito entre la UCR y el FpV tuvo un nuevo capítulo en el acuerdo por el presupuesto 2014, que pasado más de la mitad del año sigue sin aprobación. Este constituye una declaración de guerra contra el pueblo de Mendoza. Por contrapartida, el PO y el Frente de Izquierda vienen agitando y propagandizando una salida obrera y socialista a la crisis. Estamos postulando a la izquierda como la única oposición política no sólo al gobierno si no al régimen de conjunto.

La Suprema Corte de Justicia había fallado contra el endeudamiento que pretendía Paco Pérez de 1.400 millones de pesos; no obstante, la UCR accedió a un acuerdo político para avanzar en un presupuesto común que contempla un mix entre el ajuste brutal que pretenden los herederos de De La Rúa y la política de reendeudamiento del gobernante FpV. De esta forma, los radicales cumplen con formalizar su compromiso de sostenimiento de la actual gestión kirchnerista.

El acuerdo contempla un endeudamiento de 800 millones de pesos, el congelamiento del ingreso de trabajadores estatales en todos los ámbitos, la no renovación de los trabajadores contratados y un ajuste del gasto público.

Los subsidios patronales, las tasas cero y demás beneficos al capital se mantienen intactos o se mejoran.

Algo a destacar es que los radicales pusieron especial énfasis en que el endeudamiento favorezca a la obra pública -o sea a Ceosa (grupo empresario de la construcción), Cartelone o la proveedora Yacman's de las familias Yacopini y Manso.

Plenario de la CTA

La asamblea de la CTA expresó un proceso de reagrupamiento del activismo obrero que lucha por recuperar los sindicatos de manos de la burocracia, como docentes, choferes, las dos federaciones municipales, judiciales, Soeva (trabajadores de la uva), Uatre, de fortalecer los que ya existen, como ATE o el sindicato vial, o de construir los que no existen como el Sitraic.

La deliberación abordó un informe político de conjunto: la evolución de la crisis, el endeudamiento provincial, las peleas en los partidos patronales, la irrupción de la izquierda como referencia política y el avance de los sectores antiburocráticos y clasistas.

La asamblea votó resoluciones fundamentales: reapertura de paritarias en el segundo semestre, el apoyo a la organización de los desocupados, el rechazo a los planes privatistas en salud y educación del gobierno de Paco Pérez, el pase a planta de todos los contratados, apoyar el proyecto de ley elaborado conjuntamente entre ATE, Ampros y los legisladores del Partido Obrero para la elección directa del directorio de la obra social. La solidaridad activa con las luchas en curso, la movilización y piquete por Cables Lear, entre otras. El paquete de resoluciones significa un cuerpo de tareas anticrisis que ya está en marcha.

Las deliberaciones y resoluciones de la asamblea de CTA significan un punto de referencia para todo el activismo que lucha en la base de los gremios y un primer paso en la construcción de congreso de delegados de base.

A medida que la crisis se desarrolla los ataques al pueblo trabajador se hacen más virulentos. El Partido Obrero ha relanzando la campaña por un congreso del movimiento obrero y la izquierda.

Víctor da Vila

Compartir

Comentarios