fbnoscript
31 de julio de 2014 | #1325

La crisis golpea a la Madera

EXCLUSIVO DE INTERNET

La industria de la madera se está viendo gravemente afectada por la crisis financiera que estamos atravesando, la producción y la venta a bajado entre un 30 y un 40 por ciento (diario Los Andes, 5/7). La parálisis de la construcción frena la producción de madera impregnada, las tempranas heladas que afectaron las frutas de carozo y los problemas con la cosecha de uva reducen la demanda de cajones. Todo esto se tradujo en la paralizaron de la producción de los aserraderos. Muchos directamente cerraron. Finalmente, la baja en ventas de muebles, redujo la producción de las fábricas. Esta situación fue abordada por el Congreso Nacional Maderero, que sesionó en Mendoza y fue organizado por la Asociación de Empresarios Madereros y Afines (Adema). En este participaron empresarios de todo el país, el ministro de Energía de la provincia Marcos Zandomeni y el subsecretario de Industria y Tecnología Cdor. ¿?????? Martín Hinojosa El eje de discusión de este congreso fue la reducción de costos. Esta reducción de costos ya se viene efectuando paulatinamente en las empresas mendocinas, con reducción de horas, reubicando personal en distintos sectores, debido a la baja de líneas de producción, realizando despidos mensuales por causas inventadas e injustificadas, etc. También se cerró la partiría maderera, donde en el marco de un aumento inflacionario brutal, que supera el 40 por ciento en lo que va del año, acordaron un vergonzoso aumento del 29,5 por ciento al básico, en tres cuotas, hasta mayo de 2015. Esto es una quita directa al bolsillo de los trabajadores. El PO está desarrollando una fuerte agitación sobre las concentraciones del gremio de la madera con el objetivo de favorecer las organizaciones de los trabajadores para enfrentar suspensiones y despidos, que por el momento han sido a cuenta gotas. Pero, por sobre todo, por explicar cuál es el alcance de la crisis, sus consecuencias y, por lo tanto, una perspectiva obrera de salida a esta situación. Hemos presentado un proyecto de ley para prohibir las suspensiones y despidos. La influencia creciente de la izquierda y el PO en particular se expresó con el aporte de trabajadores de las plantas más grandes del gremio en las alcancías de Campaña Financiera en puertas de fábrica. Planteamos el impulso a asambleas en los lugares de trabajo, para discutir una salida, en la que esta crisis sea pagada por los patrones y no por los trabajadores, no permitir ni despidos ni suspensiones, reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario, la ocupación de toda fábrica que cierre, suspenda o despida. Finalmente, se impone la reapertura de paritarias, exigiendo un aumento en una sola cuota e indexado por la inflación.

Nadya Ortiz Gazzo

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios