fbnoscript
4 de diciembre de 2014 | #1343

DOCENTES UNIVERSITARIOS DE TUCUMAN (ADIUNT)

Extraordinaria victoria clasista

Por Corresponsal
Al cierre de esta edición, finalizó el escrutinio de las elecciones de Adiunt realizadas el 3 de diciembre. El Frente Docente por el Cambio (Lista Naranja + independientes) ganó el sindicato de los docentes universitarios tucumanos.
 
La lista encabezada por el compañero Ariel Osatinsky se impuso por 567 contra 384 de la lista Unidad Docente que representaba a los K y a las camarillas de la universidad y que era hasta hoy la dirección de Adiunt. 
 
En tercer lugar, con 368 votos, se ubicó la lista motorizada por el PCR. 
 
La participación superó el 64% de los afiliados.
 
Este triunfo corona una extraordinaria victoria clasista. El Frente Docente por el Cambio reúne a la vanguardia docente que organizó y dirigió la extraordinaria huelga general tucumana de 89 días que logró romper el cepo salarial del gobierno. En esa lucha, Ariel Osatinsky se transformó en el principal referente, lo que hoy se volvió a ratificar en la gran votación obtenida. La reivindicación de un sindicato independiente de las autoridades, apoyado en los métodos de la democracia sindical (asamblea general) y en la lucha consecuente fueron las principales banderas de delimitación de las otras dos listas y la que expresó los métodos y conclusiones de la gran huelga.
 
En el último tramo de la campaña electoral, el Frente Docente por el Cambio derrotó airosamente a la campaña macartista de la cúpula del Rectorado, las distintas camarillas y las otras listas, quienes argumentaban que votar al FDC era votar por un partido o que Ariel Osatinsky era del PO, y cosas por el estilo. También se superó el despliegue de aparato que las autoridades pusieron a disposición de las listas pro-oficialistas.
 
El FDC culmina una batalla. Ahora, desde la conducción del gremio, tiene una enorme agenda de cuestiones que abordar: entre ellas, el pago del adicional a los 500 auxiliares docentes -que las autoridades se niegan a hacer efectivo- y la derrota de las maniobras que desde la Asamblea Universitaria se vienen llevando a cabo para birlar varias de las conquistas logradas con la huelga.
 
La nueva dirección refuerza enormemente el clasismo y a la izquierda en la Conadu Histórica y en el conjunto del movimiento docente. 
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios