fbnoscript
28 de mayo de 2015 | #1365

EXCLUSIVO DE INTERNET

ATE Educación La Plata: otro triunfo antiburocrático en las elecciones de Junta Interna

El 20 de mayo se realizaron las elecciones de renovación de Junta Interna de ATE Educación. La Lista Azul "20 de Diciembre" se impuso a la Lista Celeste y Blanca por 189 votos a 129. Votaron 320 trabajadores sobre un padrón de 441 empleados de planta permanente. El padrón de Educación es más grande; más de 500 afiliados, pero la conducción de ATE no dejó votar a los precarizados que están afiliados a la organización en un hecho gravísimo que puede repetirse en las próximas elecciones generales de ATE de septiembre. A la precarización del gobierno, ahora se le suma la precarización del sindicato.
 
El triunfo de la Lista 20 de Diciembre es la expresión de la continuidad de la histórica Junta Interna de ATE Educación, que lleva más de 14 años en la conducción, luego de haber desplazado en 2002 a la agrupación Verde Anusate de la burocracia sindical. Un frente único de las agrupaciones de Tribuna Estatal, Agite Estatales, la Marrón, la 30 de Marzo, Patria Grande e independientes.
 
Durante estos 14 años, la Junta Interna de ATE, con los métodos democráticos de la clase obrera, la asamblea general sin distinción de gremio, el debate, la movilización, impulso la organización de los trabajadores del ministerio contra las paritarias provinciales a la baja, por la conquista de la compensación salarial, el pase a planta de centenares de empleados, la lucha por condiciones edilicias dignas para desenvolver las tareas, la defensa de la compensación salarial y la reincorporación de 140 despedidos en la gran huelga y toma del año 2012, la lucha por el sobreseimiento de los seis trabajadores injustamente encausados y la unidad de todos los trabajadores de la provincia para quebrar el ajuste provincial de Scioli y De Lucía.
 
La Lista Celeste y Blanca se formó a partir de una ruptura de la agrupación de Quebracho con la Junta Interna, más la lista Verde Anusate de la conducción del gremio y la H55, que es una agrupación que reivindica al gobierno nacional. La burocracia sindical de ATE vio en esta ruptura la posibilidad de desplazar la histórica Junta Interna; la ruptura fue funcional a la burocracia. Se produjo por lo tanto una movilización de agrupaciones contradictorias unidas por el interés de acabar con esta experiencia de más de 14 años, lo que constituye una gran conquista de los estatales Educación y la provincia.
 
Por delante hay ahora una cantidad de desafíos. Por un lado, una gran agenda basada en las necesidades de los trabajadores. O sea el salario, el fin de la precarización laboral, edificios dignos. En esta agenda incluimos el paro de 48 horas de ATE del 28 y 29, la marcha nacional contra los femicidios del 3 de junio y el paro nacional del 9 de junio; y, por el otro, la lucha por poner en pie una lista nacional de ATE que constituya una gran alternativa a la actual conducción de ATE, agotada y fagocitada por las divisiones producto de su política de seguimiento a experiencias políticas patronales e integración al Estado.

Compartir

Comentarios