fbnoscript
20 de agosto de 2015 | #1377

Del 9 al 11 de setiembre

Elecciones en Conadu Histórica: la lucha contra la cooptación

Hace tres años, la Agrupación Nacional Naranja de docentes universitarios en un frente de izquierda (con el PCR e independientes) ganó esta elección con el 55% de los votos, pero el régimen de elección indirecta -por congresales- le birló la victoria.

En este período mantuvimos, junto a las asociaciones combativas, una clara delimitación del gobierno y los rectores, al frente de los reclamos y las luchas docentes y estudiantiles. La Naranja conformó un bloque político sindical que enfrentó a las burocracias sindicales de la Conadu Yasky, Ctera, UDA y Fedun-Ricci, así como a los sectores del PJ en la propia Conadu Histórica (Lista Celeste y Blanca) y a los kirchnerizados representantes del Frente Gremial (PC, PL y aliados) que integraban la conducción de Conadu Histórica.

La huelga de más de 90.000 docentes en 2014 mostró que nuestras posiciones para terminar con la caída salarial y por la efectiva aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo tenían un respaldo masivo de la docencia universitaria y preuniversitaria. La huelga general tucumana de 2014 y la actual, que ya lleva cuatro semanas, producen un claro realineamiento: los sectores del PJ y los del Frente Gremial no pueden imponer que la Conadu Histórica firme las paritarias a la baja, que el gobierno impone con la complicidad del resto de las direcciones burocráticas.

En este cuadro, se ha planteado una crisis en la dirección de la federación. Quienes se asumen abiertamente como representantes de la fórmula Scioli-Zannini se agruparon en una lista, escindiéndose de la vieja dirección de Conadu Histórica. El objetivo es cooptar o quebrar la única federación que, durante los últimos años, no suscribió los acuerdos que llevaron a una pérdida salarial del 20% en términos reales. Eventualmente, buscarían sumarla a la CTA Yasky.

En esta orientación, proscribieron de los derechos electorales de San Luis, seccional que rompió con la Conadu oficialista. Ocurre que sus congresales se sumaron a las posiciones de las asociaciones combativas, bloqueando así un posible triunfo de la oposición (Lista Unidad) en estas elecciones.

A partir de esta caracterización, la Naranja, la Marrón (PCR) e independientes, dirigentes y activistas de todo el país, hicimos un llamado a formar un frente único que evite el copamiento de la federación por el gobierno. Así, se conformó la Lista 4, Unidad de los Trabajadores de las universidades nacionales. Este frente incluye a la Agrupación Abdala, con la cual tuvimos conocidas diferencias -como la decisión de no incorporar a ADU San Luis al proceso electoral, el acompañamiento de la huelga tucumana en 2014 o la lucha efectiva por un paro activo de 36 horas de todo el movimiento obrero.

Hicimos este frente en base a un programa común por nuestras reivindicaciones y en defensa de la independencia de la federación. La Lista 4 lleva a la cabeza a los compañeros Luis Tiscornia (Lista Marrón) y Antonio Rosselló (Agrupación Naranja), candidatos a secretario general y adjunto, de manera rotativa en igualdad de condiciones y sus representantes ocupan dos tercios de la lista.
La lista PJ-K habla por sí misma, en su composición, programa y hasta su nombre: "1°" -el día en que la presidenta ratificó su política universitaria, que tiene como punto central el mantenimiento de la LES y los programas de la OMC y el Banco Mundial.

En su composición la Lista 1 lleva personeros de los rectorados de La Pampa y Tucumán, más allá de los propios voceros de las direcciones de algunas asociaciones de base. En su programa abandonan tanto la lucha por un salario igual a la media canasta familiar para el cargo testigo como la derogación de la LES y la democratización de la universidad. No es un "olvido": la Lista 1 nos informa que "la única reivindicación es la que se gana" (sic), liquidando los reclamos de los docentes y alineándose con el discurso de Yasky y los gordos de la CGT.

Desplegaremos una intensa campaña para llevar al movimiento docente a la conquista de sus reivindicaciones y para poner la universidad al servicio de la mayoría nacional.

Compartir