fbnoscript
20 de agosto de 2015 | #1377

XXXIII CONGRESO DE CTERA

Una dirección en franca descomposición

Cortito y al pie... de Scioli y Aníbal Fernández
Por Patricia Jure congresal por Aten

El 13 de agosto se realizó el 23° Congreso Ordinario de Ctera, en el que se trató la Memoria y Balance 2014 y la política gremial para el año 2015.

Una convocatoria y un congreso exprés, que aprobó prácticamente sin cuestionamientos, la actuación de una dirección que sólo puede presentar como un "logro" haber pactado con el gobierno nacional un salario inicial para el maestro de grado de 4.000 pesos de marzo a agosto y, en forma acumulativa, de a 4.400 desde septiembre a febrero de 2015.

La mayoría de los congresales opositores estuvieron ausentes. Un error de parte de delegaciones enteras de sectores opositores.

Tribuna Docente rechazó las afirmaciones autoproclamatorias y autocomplacientes de la Celeste, planteando que frente al ajuste en marcha, la devaluación y los tarifazos, la dirección de la Ctera se encuentra completamente alineada con el gran enemigo de la docencia bonaerense, el gobernador Scioli, y con el gobierno nacional, detrás del candidato de Hugo Yasky, nada menos que Aníbal Fernández.

El primero, hambreador de docentes y rescatador de jueces pedófilos; el segundo, responsable político de la masacre de Avellaneda, que se cobró la vida de Maxi y Darío, y protector de la policía que abrió paso a la patota que asesinó a Mariano Ferreyra.

Frente al salario de hambre, las paritarias con techo, el impuesto al salario, y el vaciamiento educativo, reivindicamos la lucha victoriosa de los aceiteros santafesinos, que conquistaron un salario que cubre la canasta familiar.

Asimismo, denunciamos que detrás de la derogación total de la Ley 1420 se abre la posibilidad de la instauración de la educación religiosa en todo el país.

Polemizamos, también, con  el planteo sostenido por Sandra Rodríguez (viuda del compañero Fuentealba, actual congresal de la TEP-Celeste de Atén), que apunta al MPN como único responsable de la impunidad de Sobisch ante el asesinato de Carlos Fuentealba, obviando el pacto de impunidad del gobierno provincial y nacional.

Ayer, en 2010, Aníbal Fernández puso la gendarmería a disposición del entonces gobernador Sobisch . Hoy, el actual gobernador, Jorge Sapag, negocia integrar el equipo de ministros de Scioli, si éste resultara electo. Mocionamos un paro nacional de Ctera para el día que Sobisch deba presentarse en Tribunales.

Descomposición

La respuesta de los congresales celestes graficó la descomposición sin retorno de la dirección yaskysta. Los congresales Moserrat (UEPC) y Testoni (Amsafe) sacaron las uñas contra los aceiteros: Desmitifiquemos, dijeron. Es un sector de quince tipos que tocan un botón y paran la producción y que maneja una gran renta sostenida por subsidios (otorgados por el gobierno que apoya la dirección celeste). Nunca vamos a ir contra el Estado, nunca vamos a desfinanciarlo, insistieron.

Por su parte, la congresal por Suteba que habló atacó a los Suteba combativos porque, dijo,  sus medidas de fuerza vacían las escuelas, en un reconocimiento implícito de la masividad creciente de esas iniciativas. El vaciamiento educativo es responsabilidad del gobierno que apoyan.

Finalmente, el Congreso aprobó por mayoría (con votos opositores de Neuquén y Santa Cruz), y algunas significativas abstenciones dentro de sus propias filas, la memoria y la política "gremial".
La adaptación de la dirección de la Ctera a los Scioli y Aníbal Fernández augura una implosión dentro de su tropa.
 

En esta nota:

Compartir