fbnoscript
20 de agosto de 2015 | #1377

Por salario y seguridad: Hay que sumar a Unitan-Formosa

El 13 de agosto, un obrero taninero de la Unitan sufrió un grave accidente, resultando con severas lesiones en ambas piernas. El accidente tuvo lugar en el área que los trabajadores identifican como el cubo, donde se halla "el caracol", elemento que forma parte del mecanismo por el cual se carga el aserrín, para el funcionamiento de las calderas.

El compañero accidentado se encontraba dentro del caracol, destrabándolo porque se había atorado por un cable suelto, situación que se da constantemente.

La fábrica cuenta con serias deficiencias en materia de seguridad, desde la falta de duchas de emergencia (contra los productos químicos) hasta la falta de elementos contra incendios. A lo largo de su historia son decenas los obreros mutilados y muertos por accidentes que pudieron ser evitados. Como es costumbre la empresa buscará descargar toda la responsabilidad en algún compañero de la fábrica.

Sucede que la empresa funciona con una tecnología del siglo XIX dejando expuesta la integridad física de los obreros. Bajo estas condiciones vienen ensayando modos de aumentar la producción, sin invertir un peso en tecnología, a costa de explotar la mano de obra con salarios de hambre promedios de 5.500 pesos. La empresa, con sus tres plantas (una en Formosa y dos en Chaco) goza de su situación monopólica en la región y en una provincia donde no existen ofertas laborales.

Sumar la planta de Formosa a la huelga

Los tanineros de Tirol, nucleados en la federación, se encuentran en paritarias en estos momentos, el sindicato pide el 33 por ciento, mientras que la patronal ofrece a cambio un irrisorio y provocador 17 por ciento. Esto ha desatado una huelga en la fábrica, que ya lleva más de treinta días y que fue respondida por la patronal y gobierno de Capitanich con una brutal represión.

El sindicato de Formosa está fuera de la federación, lo cual es una debilidad para la conquista de los reclamos salariales que beneficiarían al conjunto de los trabajadores de las tres plantas.

Desde el Partido Obrero llamamos a desarrollar un frente común de lucha, golpear juntos, para alcanzar el 33 por ciento de aumento salarial, conformar comisiones de seguridad e higiene, compuestas por los obreros de la planta, para así evitar futuros accidentes y conquistar la declaración de trabajo insalubre.

¡Debemos plegarnos al paro junto a los compañeros de Tirol!

 

En esta nota:

Compartir