fbnoscript
24 de septiembre de 2015 | #1382

La izquierda a la cabeza de Conadu Histórica

Por Antonio Rosselló
secretario adjunto Conadu Histórica
El Congreso de la Conadu Histórica, bajo la presidencia honoraria de Pablo Rieznik, consagró a la nueva Mesa Ejecutiva. Por 58 congresales a 34, se impuso la Lista 4 "Unidad de los Trabajadores Docentes de las Universidades Nacionales", que tiene como secretarios general y adjunto en carácter rotativo a los compañeros Luis Tiscornia (Alternativa Gremial, PCR e independientes) y Antonio Rosselló (Agrupación Naranja PO e independientes). En el frente ganador participa en tercer lugar la agrupación Germán Abdala (degennarista) que se escindió de la vieja dirección. La lista perdedora es una alianza del PJ, el PC y el kirchnerismo de todo pelaje.
 
Esta federación combativa de la docencia universitaria, que agrupa a 26 sindicatos y unos 20 mil afiliados, había votado los mandatos de esos congresales por voto directo. Allí ganamos por el 65% de los votos. Se trata un giro político en la docencia universitaria ya que la Lista 4 duplicó en votos a la Lista 1.
 
Fue quebrada la ofensiva de cooptación, lo que constituye una ruta para los 150 mil docentes universitarios frente a los tiempos de ajuste que se avecinan. La Conadu Histórica mantendrá su contenido fundacional como herramienta de lucha junto al movimiento estudiantil combativo y a los no docentes.
 
El frente de organizaciones de izquierda que encabeza la lista ya había ganado la elección hace tres años, pero por el sistema indirecto perdió en el Congreso por dos votos. Ahora esa alianza de izquierda tiene quórum propio en la nueva dirección.
 
El clasismo es el principal agrupamiento político en la Conadu Histórica
 
La Agrupación Naranja dirige los dos sindicatos más importantes de la Conadu Histórica, AGD-UBA y la Adiunt tucumana, sólo en esas dos universidades la izquierda conquistó 1.573 votos casi el 40% del total de los votos de la Lista 4 y 15 de sus 58 congresales. En la AGD obtuvimos el 96% de los votos y los ocho congresales en juego. En Tucumán, luego de 43 días de paro, las elecciones fueron un plebiscito por su dirección y contra el Rectorado, los 800 votos alcanzados y los cinco congresales obtenidos marcan la voluntad de la docencia tucumana de seguir luchando.
En Adunlu (Luján), donde somos codirección, se aportaron 115 votos (el 76%) y los cuatro congresales en juego. En Adunam (Misiones), conquistamos dos de los cuatro congresales en juego; quedamos a un paso de la recuperación del sindicato en 2016 -después de 30 años de dominio del PJ de Velásquez. En la Aduns (Bahía Blanca), cuna del ultraK Zaninelli, revalidamos nuestra minoría (dos secretarías) conquistando dos de los cinco congresales del sindicato.
 
La Naranja, además de la secretaría general rotativa, ocupará Derechos Humanos con Ileana Celotto, secretaria general de AGD-UBA, y Relaciones Internacionales con Ariel Osatinsky, secretario general de Adiunt (Tucumán).
 
La izquierda aportó más del 80% de los votos de la Lista 4 y 36 de sus congresales y obtuvo seis secretarías sobre once en la Mesa Ejecutiva. La política de frente único de la Naranja y la Marrón para mantener la independencia del sindicato atrajo el apoyo de toda la izquierda: IS, Rompiendo Cadenas, FPDS, CRCR, PTS y Patria Grande.
 
En la lucha contra el ajuste en curso y el que implementarán Scioli-Macri-Massa proseguiremos con este método para poner en pie un movimiento docente de lucha en todo el país, cualquiera sea el sindicato al que estén afiliados los docentes. Construiremos la agrupación clasista en cada universidad para recuperar los gremios de las burocracias adictas al poder, la Conadu Yasky, la Ctera y la Fedun de Ricci. Lo haremos para aplicar el convenio colectivo en todo el país, conquistar un salario igual a la canasta familiar y defender la universidad pública y gratuita contra la legislación menemista vigente y las camarillas que dirigen las universidades públicas, dominadas por las trenzas del radicalismo, el macrismo y el kirchnerismo. Desde otro ángulo, el desarrollo de La Naranja con estas nuevas posiciones, refuerza la corriente del clasismo en el movimiento obrero y en la CTA que se expresó hace días en ATE.

Compartir

Comentarios