fbnoscript
26 de noviembre de 2015 | #1391

El 26 se discute en el Congreso: que Foetra convoque la Asamblea General por los bonos

El 18 de noviembre se entregaron 902 firmas en Foetra Sindicato Buenos Aires solicitando la convocatoria a la Asamblea General Extraordinaria para tratar los proyectos de ley por los bonos de participación en las ganancias y la necesidad de un plan de lucha. La firma del 10% de los afiliados, según el estatuto, obliga a la comisión directiva a convocar la Asamblea General.
 
Desde la Naranja Telefónica, que hemos sido impulsores y promotores de este movimiento de lucha nacional, defendemos el “proyecto Pitrola” que plantea el pago de un “resarcimiento económico” a todos los trabajadores activos, retirados o jubilados por cada año adeudado en este compromiso asumido por las empresas, desde la privatización hasta la actualidad. No reclamar el resarcimiento, como sucede con el “proyecto Recalde”, es un enorme changüí en favor de las patronales, que tienen ganancias multimillonarias (generadas por los trabajadores) y se fugan sistemáticamente del país. A su vez, el “proyecto Pitrola” plantea el pago de los bonos hacia adelante sobre el 10% de las ganancias. El “proyecto Recalde”, por el contrario, no se pronuncia por ningún porcentaje, ni siquiera establece un piso mínimo garantizado para el pago de los bonos. Deja esta discusión librada a una negociación futura en las “paritarias”, donde se debe discutir el salario y las condiciones de trabajo. La obligación de la “participación en las ganancias” en el caso de las telefónicas se remonta a los pliegos de la licitación y privatización de la ex Entel (Art. 29 de la Ley 23.696), que no debería estar atada a ninguna negociación paritaria, como pretende el kirchnerista Héctor Recalde, para meter por la ventana un proyecto largamente cajoneado por todos los gobiernos y patronales.
 
Si las patronales telefónicas lograron evadir el pago de los bonos, fue por los fuertes vínculos tejidos con el Estado y los gobiernos de turno, desde el menemismo hasta el kirchnerismo, sumado a la inacción de las direcciones sindicales que se negaron a movilizar por éste y otros reclamos. La primera movilización nacional por los bonos fue este año para acompañar un “proyecto Recalde” sin debatirlo ni darlo a conocer previamente a los trabajadores.
 
Llamamos a debatir los proyectos presentados, impulsando una amplia deliberación y la convocatoria a la Asamblea General de activos y jubilados, donde además de debatir, resolvamos un plan de lucha por el pago de los bonos. Los telefónicos firmaron masivamente el pedido de una Asamblea General para debatir los proyectos, porque nadie firmó un cheque en blanco en favor del proyecto Recalde, que viene a licuar y desviar un reclamo histórico del gremio. Las asambleas generales de los sindicatos telefónicos de Mendoza y Misiones ya se pronunciaron por el pago del “resarcimiento económico” (como obtuvieron los ex ypefianos) y por el 10% para el pago de los bonos a distribuir entre todos los trabajadores. Que se convoque la Asamblea General de Foetra y se abra la deliberación del gremio. Ya es hora de que Telefónica y Telecom dejen de actuar como “morosos incobrables” y paguen los compromisos asumidos con los trabajadores.

Compartir

Comentarios