fbnoscript
28 de diciembre de 2015 | #1395

EXCLUSIVO DE INTERNET

Municipales de Bahía Blanca y Coronel Suárez: lucha por el bono de fin de año

La bancarrota provincial dejada por Scioli en la provincia está siendo “gestionada” por las intendencias de Cambiemos con un ataque hacia las plantas municipales, preparando el terreno para su reducción con despidos (Bahía y Suárez) e incluso echando mano al Fondo Educativo para pagar aguinaldos (Villarino).

Sin embargo, se está procesando una respuesta que incluye el reclamo por el bono de fin de año, que ya ha sido otorgado en dos localidades, Coronel Dorrego y Saavedra (por 2.000 pesos), en este último con el antecedente de recientes luchas de los municipales por la implementación de la paritaria local, que todos los nuevos intendentes intentan postergar si fecha.

En estos momentos, los municipales de Coronel Suárez se encuentran en asamblea y movilización permanente, concentrados en el Palacio municipal. De este modo, forzaron un paso atrás del intendente (Cambiemos) Roberto Palacio sobre un artículo de la llamada “emergencia económica-financiera” que establece la “libre disponibilidad de todos los recursos humanos”. Además, incluyen el reclamo por un bono de 6.000 pesos y paritarias en enero.

En Bahía Blanca, el intendente, Héctor Gay -también de Cambiemos-, ha convertido al conjunto de la planta municipal en blanco de ataque permanente a partir de las “revisiones de personal” que se propone hacer. Estos serían los “ñoquis” mientras Gay recibirá un aumento de su dieta que llegara a los 150.000 y 50.000 pesos para los concejales. El paquete de ajuste contempla también una suba del 30% del ABL y otro tanto para el boleto de colectivo.

Frente a la complicidad de la burocracia del sindicato de trabajadores municipales, cuyo secretario general fue ex candidato de Massa, un grupo de municipales está impulsando un petitorio por el bono de fin de año, que ya lleva recopiladas 450 firmas en varias dependencias, incluyendo el Hospital Municipal y Secretaría de Niñez. El reclamo progresa y ha obligado a la burocracia a convocar a reunión de delegados por el bono.

Por otra parte, en al menos tres localidades de la zona todavía no está garantizado el pago de aguinaldos (Adolfo Alsina, Coronel Pringles y Puán), cuyas intendencias lo justifican por la caída de la coparticipación y la deuda de la provincia con las comunas.

De este modo, Cambiemos debuta en las intendencias del sur de la provincia ajustado sobre los trabajadores municipales y con notorios aumentos de tarifas, que tienen el aval de la ahora “oposición” K, que considera, en el caso de Bahía Blanca “razonable” los incrementos en el ABL y el transporte público.

El Partido Obrero, que forma parte de la lucha de municipales en Bahía y Suárez (en este caso con la dirección del combativo sindicato de municipales) se movilizó el martes 22 junto a varias organizaciones para reclamar el bono de fin de año para todos los trabajadores. Ningún despido y suspensión, pase a planta de todos los precarizados. Paritarias en enero, salario indexado por inflación.

Compartir

Comentarios