fbnoscript
14 de enero de 2016

Alto Valle: UATRE cierra acuerdo salarial por el 28%

A escasos días del inicio de la parte gruesa de la cosecha de peras, el sindicato UATRE firmó con las cámaras patronales un aumento a partir del 1º de enero del 28%. El aumento incluye ítems como presentismo, permanencia y una suma no remunerativa que lo llevan a $ 470,30 por día.
 
Es un acuerdo que está 7% por debajo del firmado en enero del año pasado y cuya vigencia real es de apenas dos meses a lo sumo, ya que a partir de marzo las tareas de cosecha merman considerablemente.
 
El 28% está por encima de lo que habían arrancado ofreciendo las patronales, que recurren cada vez en mayor grado al trabajo en negro y en condiciones infrahumanas para los peones golondrinas.
 
Hay un claro chantaje de las patronales hacia los obreros rurales: o resignan salario ó habrá menos puestos laborales, lo que obligará a aumentar la productividad de cosecha, ya que una buena parte del salario está compuesto por ítems de rendimiento diario de riguroso cumplimiento para cobrarlos, lo cual genera que el 28% nominal, sea menos a la hora de cobrar la quincena.
 
Macri apunto en su reciente visita a la región del Alto Valle que verificó “un alto grado de ausentismo entre la parte obrera”. Un bolazo, pero que apunta a fortalecer las condiciones de superexplotación.
 
Por su parte los chacareros tuvieron este miércoles una reunión clave con el ministerio de Agricultura de Nación, los gobiernos de Río Negro y Neuquén y las cámaras empresarias del empaque y jugueras (estas últimas las grandes beneficiarias de la devaluación y la baja de retenciones). Al reclamo de subsidios y un precio sostén para levantar la cosecha, el único ofrecimiento que obtuvieron fue la promesa de créditos.
 
La semana entrante se inicia la paritaria de los obreros del hielo y la de los obreros empacadores, los otros dos sectores claves para la industria frutícola del Alto Valle y Neuquén.
 
La seccional Cipolletti de obreros del empaque se mostró disconforme con el acuerdo por la postemporada (hasta diciembre pasado) que firmó el secretario general. Plantean que el 10% de postemporada es poco.
De modo que el capítulo de la lucha salarial en la fruticultura no está cerrado de ninguna manera.

Compartir

Comentarios