fbnoscript
18 de febrero de 2016 | #1399

Un primer triunfo en Telecom

Ahora, que se adelante la paritaria
Por PABLO

Ante la inminencia de un paro de 24 horas, Telecom emitió “comunicación interna” a los trabajadores anunciando que abonará el “paliativo” de 4.209 pesos que venía negando a pesar de que ya habían aceptado pagar tanto Telefónica como Nextel. 

La inminencia del paro, luego de asambleas durante varios días, con retención de tareas y una profundización del conflicto con una participación creciente de la base del gremio, llevaron a Telecom a firmar el “paliativo” (y el compromiso de no descontar las asambleas realizadas), que servirá para cubrir el atraso salarial en febrero.

Se trata de un triunfo de los trabajadores. Y un golpe a la política de provocaciones de la patronal que se encuentra en una disputa por el futuro de su paquete accionario, donde presiona Telefónica a través de su injerencia en Telecom Italia.

También lo hace el “fondo de inversión” Fintech, del mexicano David Martínez, que controla parte de Telecom y comparte negocios con su socio Cablevisión del grupo Clarín, que viene de completar la compra del total de las acciones de Nextel.

La otra causa, más política, giraba en torno a los intereses del gobierno y las patronales de cara a la regimentación de las próximas paritarias. 

Telecom tiene vínculos muy aceitados con el gobierno de Macri. El gerente de Relaciones Laborales de Telecom, Marcelo Villegas, saltó de este puesto al de ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires. Y otra vieja (mal) conocida de los Telefónicos, Susana Malcorra, ex gerente general de Telecom en 2001 (cuando intentó despedir a cientos de trabajadores) es la actual canciller del gobierno. 

Telecom intentó marcar la cancha de cara a las paritarias y al nuevo gobierno, postergando el pago de un bono reclamado desde diciembre, para meter como parte de la paritaria de los telefónicos que debería llegar hasta junio.

Pero en las asambleas, donde el activismo y los delegados combativos tuvieron un rol destacado, se promovió la organización y el debate, y se planteó, a pesar de la oposición de la burocracia, que es necesario adelantar la paritaria salarial, porque no podemos esperar hasta junio ni aceptar los topes salariales en medio de los tarifazos y el aumento de la inflación.

El triunfo obtenido con la firma del “paliativo” refuerza el planteo de adelantar la paritaria por el conjunto de las reivindicaciones.

Para recomponer el salario y los adicionales.

Por las recategorizaciones.

Por la devolución del “impuesto a las ganancias” mal descontado por Telecom, el pago de comisiones en Personal y otras reivindicaciones fundamentales, como la necesidad de un convenio único de la telefonía fija y móvil, en medio de la convergencia de los servicios. Y defendiendo la jornada laboral de siete horas, en oposición a las direcciones sindicales que vienen firmando categorías con nueve horas.

El comunicado de Telecom, anunciando el “paliativo” con la firma de la directora general Elizabetta Ripa, termina diciendo que asistimos a “un contexto de complejas condiciones que está planteando 2016 para nuestro personal y para el desarrollo de las actividades y resultados de negocios de nuestras operaciones”.

Pero los “negocios” de Telecom no tienen ninguna “compleja condición”. Por el contrario, la “compleja condición” la viven miles de telefónicos precarizados y tercerizados. En todo caso, Telecom debería abrir los libros y mostrar sus balances económicos y adónde van a parar las ganancias. Porque al igual que Telefónica adeudan los bonos de participación que se comprometieron a pagar a los trabajadores en actividad desde el momento de la privatización en adelante y nunca lo hicieron –con el consentimiento de todos los gobiernos de turno-, a pesar de que existen fallos judiciales. 

Las telefónicas (Telecom, Telefónica, Nextel, Claro) cuentan con recursos económicos de sobra para pagar un salario de una categoría inicial igual al costo de la canasta familiar, como plantearon y lograron los trabajadores aceiteros en la paritaria del año pasado. Con este horizonte, y el triunfo obtenido en Telecom, vamos por el adelantamiento de la paritaria salarial. 

Compartir

Comentarios